Jacques Philippe

Llamados a la vida

Ediciones Rialp, Madrid, 2008 (trad)

156 págs.

“Sin embargo yo creo que la vida es una aventura maravillosa. A pesar de la carga de decepciones y sufrimientos que presenta algunas veces, podemos encontrar en ella el modo de crecer en humanidad, en libertad, en paz interior y de desarrollar toda la capacidad de amor y de alegría que están depositados en nosotros”.

El autor quiere explicar, desde el punto de vista cristiano, aunque también se puede entender desde otros horizontes, que la vida del hombre no se puede reducir a proyectos perfectamente elaborados por él.

En el fondo, estas llamadas son de Dios. Se escuchan en el Antiguo Testamento y principalmente en el Nuevo, cuando Jesús habla con sus apóstoles y discípulos, o con cualquier persona que se cruce en su camino.

La primera llamada de Dios es a la vida. Antes que cualquier don, está esa invitación a vivir. Dios ama a todas sus criaturas, especialmente al hombre hecho a su imagen y semejanza.

A partir del capítulo III, el autor aborda de forma sistemática los lugares donde el cristiano encuentra estas llamadas de Dios.

En primer lugar, la Sagrada Escritura, que es la misma palabra de Dios. Aunque a veces se nos antoje áspera y oscura, perseverar en ella es fundamental. Dios habita en su palabra, nos habla a cada uno. A veces un pequeño texto se convierte en un camino nuevo.

Nuestra lectura no debe ser demasiado individualista, los personales descubrimientos hay que cotejarlos con la enseñanza de la Iglesia.

En segundo lugar, las llamadas surgen también de los acontecimientos de la vida. Cuando son felices son llamadas a la gratitud y a la entrega. Si son dolorosos, nos llaman a crecer. Todas, si se entienden bien, son una llamada a la confianza y al amor.

Por último, hay actitudes que nos hacen receptivos a las llamadas: presencia de Dios, humildad, facilidad para cambiar lo que nos habíamos propuesto, no sentirse víctimas que reclaman por todo, alabar a Dios como la Virgen, “mi espíritu se llena de gozo en Dios mi Salvador”.

Jacques Philippe es un clásico de la espiritualidad de los siglos XX y XXI. Escribe muy bien y es muy prolífico. Otras obras suyas son Tiempo para Dios, La libertad interior, La paz interior, En la escuela del Espíritu Santo.

Miembro de la Comunidad de las Beatitudes, ha asumido importantes responsabilidades en ella. Ordenado sacerdote en 1985, predica retiros en Francia y en el extranjero.

Elena Vial

boton volver al indice

Últimas Publicaciones

Nello Gargiulo ha sido director y secretario ejecutivo de la Fundación cardenal Raúl Silva Henríquez por treinta años. En el 25 aniversario de la muerte del Cardenal, nos ha hecho llegar esta reflexión a partir de testimonios recogidos, publicaciones realizadas, seminarios y coloquios celebrados bajo diferentes miradas y circunstancias. Hablar de “amor creativo y productivo” es un desafío para todos aquellos que hoy no se encuentran conformes con el estilo de la sociedad en que vivimos y aspiran a dar su propio aporte para cambiarla.
En marzo de este año, se desarrolló un conversatorio sobre la Sinodalidad, organizado conjuntamente por la Conferencia Episcopal de Chile, la Conferencia de Religiosas y Religiosos de Chile y la Universidad Católica, el que contó con la participación de Monseñor Luis Marín de San Martín, de la Secretaría General del Sínodo. En este contexto, Ignacio Sánchez, rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, reflexiona sobre el Informe de síntesis “Una Iglesia Sinodal en misión”, recalcando la manera en que la Universidad se inserta en el camino sinodal, en los ámbitos del conocimiento y de la fraternidad de una comunidad.
En su Mensaje de Pascua el Papa recordó que el Resucitado es el único que puede hacer rodar la piedra de la guerra y de las crisis humanitarias y abrir el camino de la vida. También rezó por las víctimas y los niños de Israel, Palestina y Ucrania, pidió el intercambio de rehenes y el alto el fuego en la Franja de Gaza. Asimismo oró por Siria, el Líbano, Haití, el pueblo Rohingyá y los países africanos en dificultades. Y subrayó que con frecuencia el don de la vida es despreciado por el hombre.
Revistas
Cuadernos
Reseñas
Suscripción
Palabra del Papa
Diario Financiero