"Lo que nos parece más cercano ahora mismo es nuestra extrema vulnerabilidad y fragilidad, es decir, nuestra mortalidad."

* Kurt Schwitters (1887-1948) es el artista tras las obras que ilustran este artículo. Miembro de la Vanguardia europea, desarrolló un lenguaje que transgredió la tradicional materialidad del arte, logrando expresar la complejidad de su época.

© Humanitas 94, año XXV, 2020, págs. 338 – 351.


¿Una época de cambios o un cambio de época?

Los tiempos de pandemias son tiempos de grandes cambios. Cambios sociales, de estilos de vida, económicos, sanitarios y también culturales. Cambian nuestras maneras de relacionarnos con los demás (a través de la vida online, por ejemplo), nuestras costumbres (piénsese solamente cuántas veces en el día tenemos que lavarnos las manos), nuestra percepción del espacio (es muy distinto estar encerrados en un lugar a poderse desplazar libremente), nuestra percepción del tiempo (el aburrimiento es un gran indicio de esto), etc. Cabe preguntarse, una vez más: ¿estamos enfrentando una época de cambios o un cambio de época? Este mantra, que ya en los primeros años del 2000 rezaban los asesores empresariales, vuelve con gran potencia en nuestros días. En aquellos años se estaba comenzando a difundir el miedo informático global, con el “millennium bug”: el virus informático Y2K podía destruir nuestras vidas digitales, y, por ende, nuestras vidas cotidianas, en un mundo aun más automatizado e informatizado. En nuestros tiempos, en cambio, se difunde peligrosamente el miedo a las relaciones sociales y a los contactos: el virus Covid-19 es capaz de destruir nuestras vidas íntimas y sociales, en un mundo totalmente globalizado.

Sin embargo, así como en los años 2000, tampoco hoy en día parece que estemos asistiendo a un cambio de época. Se trata, seguramente, de una época de grandes cambios (tal como lo hemos destacado), pero no necesariamente de un cambio de época, es decir, del comienzo de una nueva era –tal como se anunció con el Antropoceno[1].

Entre esos cambios radicales se podrían destacar seguramente al menos dos: por una parte, una renovada conciencia de la vulnerabilidad y fragilidad humanas –en contra de la “antigua” ideología de la perfección–[2], y por otra, la creciente necesidad de seguridad –la que llamaremos “ética (o metafísica) de la seguridad”– como respuesta a la imprevisibilidad del acontecimiento (la pandemia, por ejemplo, difícilmente previsible). Abordaremos con más profundidad estos dos temas en los capítulos que siguen.

boton txt suscripcion activa 800x100

boton acceder 800x80

boton suscribirse 800x100


txt si ya esta

boton txt continua leyendo 800x100

Sumario:

  • Entre los radicales cambios que se están produciendo con el Covid-19, el autor destaca dos. Por una parte la renovada conciencia de la vulnerabilidad y fragilidad humanas, y, por otra, la creciente necesidad de seguridad como respuesta a la imprevisibilidad del acontecimiento. Ambas transformaciones son abordadas desde la mirada de la ética. Humanitas 2020, XCIV, págs. 338 – 351.

▶ Volver al índice de Humanitas 94

Últimas Publicaciones

No podía ser más oportuna la encíclica “Fratelli tutti” –largamente comentada en este número de Humanitas– para nuestro país, falto como está de amistad social y de aprecio por la política. Francisco observa las fracturas de la amistad social en la desigualdad y en la inmigración –que definen las periferias sociales– en la doble figura del menesteroso y del forastero que se recoge en la exigencia del amor al prójimo del buen samaritano.
El 19 de enero el P. Gabriel Guarda hubiese celebrado su cumpleaños número 93. En estos días de recuerdos, publicamos un extracto del homenaje redactado por Revista Humanitas en octubre del año pasado.
El año 2020 qué recién pasó, vio partir, en estrecha secuencia de meses, a tres grandes figuras que sea por lo que tienen en común cómo por lo distinto, hablan en conjunto con elocuencia al país que somos, en el momento en el cual vivimos. Desde luego por lo que atañe a nuestra responsabilidad en el presente, si con San Alberto Hurtado pensamos que “una nación, más que por sus fronteras, más que su tierra, sus cordilleras, sus mares, más que su lengua o sus tradiciones, es una misión a cumplir; es futuro.”
Revistas
Cuadernos
Reseñas
Suscripción
Palabra del Papa
Diario Financiero