Quedan pocos días para la realización de la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe, que tendrá lugar, en su fase presencial, entre los próximos 22 y 28 de noviembre en el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe en México, y simultáneamente en varios otros lugares de toda la región.

Será un hito en la historia de la Iglesia en América Latina y el Caribe pues en ella participará todo el pueblo de Dios desde su raíz. No es una Conferencia del Episcopado Latinoamericano, sino que una Asamblea que reunirá a toda la Iglesia que peregrina en nuestro continente. Por ello, la Asamblea aspira a tener una plena y amplia participación de todo el pueblo de Dios para que sea una verdadera “celebración de nuestra identidad eclesial al servicio de la vida”.


Programación de la Asamblea

El Programa general de la Primera Asamblea Eclesial de América Latina y El Caribe se encuentra disponible según el horario de cada país, organizado por regiones, de este modo podrá acceder a la hora exacta a cada una de las actividades previstas. 

Ver la programación


Documento para el discernimiento comunitario

Ya se encuentra disponible el “Documento para el discernimiento comunitario”, un insumo elaborado a partir de las múltiples contribuciones del Pueblo de Dios durante el proceso de escucha.

Con este subsidio los más de 1.000 asambleístas que participarán, tanto de manera presencial como de forma virtual, tendrán una herramienta para el desarrollo de los trabajos en los diferentes grupos que se encontrarán entre el 21 y 28 de noviembre.

Desde el Celam se ha mencionado que “la participación activa de tantas personas ha sido una gracia, una experiencia fuerte de sinodalidad. Invitamos a leer el Documento de modo pausado, en actitud orante y discerniente, es decir, dando espacio para que Dios nos hable a través de sus letras”.

Para ello, a lo largo de este texto se han propuesto una serie de preguntas para convocar “a contemplar los diferentes aspectos vinculados con cada uno de los temas centrales, reflexionándolos al caminar juntos como peregrinos enamorados del Evangelio, abiertos a las sorpresas del Espíritu”.

Revisar el documento aquí


Chile contará con 30 participantes en la Asamblea Eclesial de América Latina y El Caribe

Esta delegación chilena, que estará conformada por 30 asambleístas, se constituyó en base a múltiples criterios, entre ellos: contar con la mayor diversidad posible, representados en distintos sexos, edades, regiones y procedencias culturales.

En desglose, este equipo se conforma de la siguiente manera: 9 representantes del laicado, de los cuales 7 son mujeres y 2 hombres; las periferias territoriales o existenciales estarán representadas por 3 participantes. La vida consagrada contará con 6 delegados, escogidos desde la Conferencia de Religiosas y Religiosos de Chile (Conferre), de estos 6, 4 son religiosas y 2 religiosos.

Los delegados por el clero serán 6, los cuales se distribuyeron en 3 presbíteros y 3 diáconos. Estos delegados que representarán al clero fueron elegidos tras una consulta con las comisiones de Agentes Pastorales de la Conferencia Episcopal chilena (CECh). Por su parte, los obispos tendrán su representación en el presidente de la Conferencia Episcopal, según lo estableció el Celam, y a este se sumarán 6 pastores quienes fueron escogidos en votación por integrantes del episcopado.


Curso gratuito “Aparecida: Discípulos y misioneros de Jesucristo”

La Conferencia Episcopal Latinoamericana junto con Catholic.net han desarrollado este curso como instrumento de reflexión rumbo a la 1ª Asamblea Eclesial de América Latina y El Caribe en donde haremos memoria, como discípulos misioneros, de lo acontecido en la V Conferencia General en Aparecida, y mirando contemplativamente nuestra realidad con sus desafíos, reavivaremos nuestro compromiso pastoral para que, en Jesucristo, nuestros pueblos tengan una vida plena en y por los nuevos caminos hacia el 2031 - 2033.

Más información e inscripciones

 

Últimas Publicaciones

Mensaje del Papa Francisco para la 56º Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales.
El Salvador está de fiesta, el pasado sábado 22 de enero fueron beatificados los siervos de Dios el padre Rutilio Grande SJ, Manuel Solórzano, Nelson Lemus y el padre Cosme Spessotto OFM. Esta ceremonia de beatificación ha sido esperada desde febrero 2020, fecha en que el Papa Francisco aprobó el decreto que reconocía su martirio, pero que fue postergada debido a la situación de emergencia por la Covid-19.
“Estas son misiones, pero más que nada, esta es una actividad de alegría, porque donde hay jóvenes hay alegría, y por sobre todo, donde hay cristianos hay alegría”. Esas fueron las palabras con las que el arzobispo de Santiago, monseñor Celestino Aós, celebró la motivación, entusiasmo y fuerza de los casi mil voluntarios de la Pontificia Universidad Católica de Chile que el pasado martes 4 de enero partieron rumbo a distintas localidades de Chile con el objetivo de llevar un mensaje de unión y esperanza a más de medio millón de familias.
Revistas
Cuadernos
Reseñas
Suscripción
Palabra del Papa
Diario Financiero