Rodrigo Mardones (Editor)

Educación ciudadana y enseñanza católica: La fraternidad como desiderátum

Ediciones UC Santiago de Chile, 2022

381 págs.

En la última década se ha hecho recurrente el llamado de atención sobre la palabra “Ciudadanía”. Los distintos acontecimientos políticos, sociales y culturales del mundo han puesto como foco de atención la convivencia y las responsabilidades que nos debemos unos a otros en cuanto personas que compartimos una casa común, una sociedad que se construye o se destruye gracias a quienes vivimos en ella. ¿Qué lugar ocupa la educación en este importante camino de hacernos buenos ciudadanos? ¿Puede la palabra fraternidad ser una llave que abra puertas entre cristianos y no cristianos, miembros de la sociedad civil?

El libro que nos ofrece Rodrigo Mardones, junto a un destacado grupo de académicos, recoge diversas investigaciones sobre el tema de la educación ciudadana en establecimientos católicos, procurando entender en qué consiste el aporte y los desafíos específicos que las escuelas y universidades católicas tienen respecto de la formación ciudadana, en una relación dialéctica con las escuelas y universidades laicas. La finalidad es potenciar el aporte de ambas partes, en el contexto de una sociedad plural y democrática, que requiere nutrirse de una amplia diversidad de visiones y significados para avanzar hacia una cultura de ciudadanía activa y responsable. Los destinatarios principales somos los docentes y directivos de escuelas católicas, que nos enfrentamos al desafío de enseñar ciudadanía, siendo al mismo tiempo fieles a la Doctrina de la Iglesia y al propio carisma o espiritualidad específica.

Lo más interesante de esta publicación es la propuesta de “La fraternidad como desiderátum”; un anhelo siempre en construcción, que abre infinitas posibilidades de diálogo en materia de ciudadanía, como si se tratara de una llave maestra. El principio de la fraternidad, entendido en el pensamiento católico como un valor que hace posible la convivencia democrática y la educación en general, se ha visto enriquecido por el Magisterio Pontificio, especialmente del Papa Francisco, a través de las encíclicas Laudato si’ (2015) y Fratelli tutti (2020), además del Pacto Educativo Global (2019), que han puesto de relieve la fraternidad y la cultura del encuentro; sin embargo, no se trata solo de un principio que encuentra sentido en el mundo religioso, también ha constituido una inspiración para otros estilos de vida en la construcción de las relaciones sociales, como es el caso de la república francesa; o el pensamiento liberal igualitario y el socialista.

Como destaca Ignacio Sánchez (rector UC) en el prólogo, el principio de fraternidad ha sido tematizado e investigado en el volumen, a través de diversas ideas y conceptos, tales como: amistad cívica, concordia, solidaridad, convivialidad, confianza, prosocialidad, cohesión social y ética del cuidado. Esto hace posible que el principio de la fraternidad pueda constituirse en un valor de ética mínima capaz de congregar a creyentes y no creyentes, para ser integrado a la educación moral y a la convivencia democrática de la sociedad.

El libro se estructura en tres partes y está conformado por 10 capítulos inéditos, agrupados en dos perspectivas: filosóficas y empíricas. La primera parte, titulada Educación Ciudadana, Ética y Magisterio (capítulos del 1 al 4), está constituida por cuatro contribuciones filosóficas, que corresponden a categorías de ensayo, con un alcance geográfico amplio; la segunda, Educación Ciudadana en Escuelas Católicas (capítulos del 5 al 8), y la tercera, Educación Ciudadana en Universidades Católicas (capítulos 9 y 10), corresponden a contribuciones empíricas referidas al sistema escolar y a la educación universitaria, mayoritariamente con evidencia chilena. Las metodologías de reflexión y análisis filosófico o teológico utilizaron un riguroso análisis bibliográfico sobre fuentes primarias y secundarias, así como el uso de técnicas y datos tanto cualitativos como cuantitativos.

Para quienes somos educadores católicos, este libro nos interpela acerca de cómo formar a los niños, niñas y jóvenes de hoy, contribuyendo a que puedan ser –como diría san Juan Bosco– buenos cristianos y honestos ciudadanos de la casa común. La educación católica, diligente y responsable como siempre ha procurado serlo, necesita dar respuestas efectivas a las necesidades actuales, porque de ello dependerá la significatividad de su propuesta educativa.

Asimismo, la evidente necesidad de formarnos juntos –educadores y estudiantes– frente a la grave carestía de paz, justicia, solidaridad y democracia, nos llama a no dejar de preocuparnos como docentes por nuestra propia formación. Necesitamos reflexionar y empoderarnos de esta gran responsabilidad. Las escuelas católicas no solo tenemos una misión evangelizadora; somos también cooperadoras en la sociedad civil en la tarea de ofrecer una educación integral. Los temas que esta publicación nos propone son de gran relevancia y de magnífica calidad, para apoyar este proceso formativo.

Importantes andamiajes de este diálogo lo constituyen conceptos como ethos fraterno o cultura política fraterna; ciudadanía ecológica; el ethos comunitario de la escuela católica; la interreligiosidad; la relación entre identidad religiosa y confianza institucional.

En estos tiempos en que la formación ciudadana y la búsqueda del bien común nos urge, encontramos en la fraternidad un camino maravilloso, antiguo pero siempre nuevo, para hacer renacer entre todos un deseo mundial de hermandad.

Patricia Parraguez Núñez

boton volver al indice

Últimas Publicaciones

Nello Gargiulo ha sido director y secretario ejecutivo de la Fundación cardenal Raúl Silva Henríquez por treinta años. En el 25 aniversario de la muerte del Cardenal, nos ha hecho llegar esta reflexión a partir de testimonios recogidos, publicaciones realizadas, seminarios y coloquios celebrados bajo diferentes miradas y circunstancias. Hablar de “amor creativo y productivo” es un desafío para todos aquellos que hoy no se encuentran conformes con el estilo de la sociedad en que vivimos y aspiran a dar su propio aporte para cambiarla.
En marzo de este año, se desarrolló un conversatorio sobre la Sinodalidad, organizado conjuntamente por la Conferencia Episcopal de Chile, la Conferencia de Religiosas y Religiosos de Chile y la Universidad Católica, el que contó con la participación de Monseñor Luis Marín de San Martín, de la Secretaría General del Sínodo. En este contexto, Ignacio Sánchez, rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, reflexiona sobre el Informe de síntesis “Una Iglesia Sinodal en misión”, recalcando la manera en que la Universidad se inserta en el camino sinodal, en los ámbitos del conocimiento y de la fraternidad de una comunidad.
En su Mensaje de Pascua el Papa recordó que el Resucitado es el único que puede hacer rodar la piedra de la guerra y de las crisis humanitarias y abrir el camino de la vida. También rezó por las víctimas y los niños de Israel, Palestina y Ucrania, pidió el intercambio de rehenes y el alto el fuego en la Franja de Gaza. Asimismo oró por Siria, el Líbano, Haití, el pueblo Rohingyá y los países africanos en dificultades. Y subrayó que con frecuencia el don de la vida es despreciado por el hombre.
Revistas
Cuadernos
Reseñas
Suscripción
Palabra del Papa
Diario Financiero