San Pablo
Madrid, 2020 
24 págs.


Derecho a la Esperanza con el Papa Francisco es un libro pequeño dedicado a la virtud teologal de la Esperanza, con frases y fotografías en color que inspiran una reflexión sobre esta virtud. Los textos que se ofrecen son tomados de la Homilía del Papa Francisco el día de la Vigilia Pascual en la Noche Santa del 11 de abril de 2020.

Comienza indicando que la palabra Ánimo es habitual en labios de Jesús, como recoge el Evangelio. Y, a continuación, dirige la oración al Señor pidiendo ánimo para el lector en este tiempo de distanciamiento, dolor e incertidumbre.

En otra imagen de puesta solar y siete personas cogidas de las manos, nos vemos reflejados en los sentimientos que las mujeres discípulas tenían al ir al sepulcro
el día de la resurrección del Señor. Tenían en los ojos el drama por el sufrimiento y la tragedia inesperada que les asoló el Viernes Santo.

Una mujer mirando al sol oculto entre nubes nos ofrece otros pensamientos.
Aquellas mujeres del Evangelio tenían la muerte en el corazón y con el dolor se unía el miedo… ¿tendrían la misma suerte que el Maestro? Era la hora oscura, de la inquietud por el futuro, quedaba todo por reconstruir. Memoria herida y esperanza sofocada.

Una imagen de flores surgidas de una grieta nos recuerda que Jesús ha sido como semilla en la tierra. Está por germinar en el mundo una vida nueva. Las mujeres discípulas, con la oración y el amor, cooperaban a que floreciera la esperanza.

Dos manos, una sobre la otra, descansando en el mismo apoyo nos inspiran
otros pensamientos. ¡Cuántas veces en los días tristes que vivimos hemos visto en personas lo que hicieron aquellas mujeres, esparcir semillas de esperanza! Con gestos de afecto, atención y oración.

Luego, un rostro joven nos muestra un dibujo de arcoíris. Nos decimos que todo irá bien, confiados en la belleza de nuestra humanidad y pronunciando palabras de ánimo. Pero con el paso de los días y el crecer de los temores puede evaporarse hasta la esperanza más intrépida.

Un conjunto de rocas con un fondo de cielo y de árboles sirve para recordarnos que la esperanza de Jesús es que Dios conduce todo hacia el bien, incluso hace salir de la tumba la vida. Quitó la roca de la entrada de la tumba y puede remover las piedras que sellan el corazón. No cedamos a la resignación depositando la esperanza bajo una piedra.

Con una imagen del sol abriéndose paso entre las nubes del cielo, se nos ofrecen otros pensamientos. No te rindas, la oscuridad y la muerte no tienen la última palabra. Aunque tengamos tristeza, sentiremos que debemos esperar porque contigo la Cruz florece en resurrección.

Qué bello es ser cristianos que consuelan y llevan las cargas de los demás, y animan y son mensajeros de vida en tiempos de muerte. Tenemos que llevar ese canto de la vida a cada región de la humanidad a la que pertenecemos y que nos pertenece, todos somos hermanos y hermanas.

Unos pies descalzos sobre la vegetación se nos ofrecen para meditar sobre las mujeres que abrazaron los pies de Jesús, que pisaron la muerte y abrieron el camino de la esperanza. Nosotros como peregrinos en busca de esperanza nos aferramos a Jesús Resucitado, damos la espalda a la muerte y abrimos el corazón a Ti, que eres la Vida.

La portada y la imagen de la última página recogen fotografías en que se puede apreciar el arcoíris con paisaje boscoso de fondo. En la última frase del Papa Francisco nos dice que “Para nosotros la esperanza es una obligación”.

Un cuadernito que nos sitúa en la realidad que estamos pasando con imágenes y pensamientos del Papa sobre la virtud de la esperanza propia del cristiano a la luz de la resurrección de Jesús inaugurando nueva vida.


otros libros


Volver al índice de Humanitas 94

Últimas Publicaciones

El Miércoles de Ceniza Humanitas fue invitada a una conferencia de prensa organizada por Ayuda a la Iglesia que Sufre bajo el título “2014-2024: diez años de guerra en Ucrania. Y cómo lo afronta la Iglesia dos años después de la invasión a gran escala”. Los expositores fueron el arzobispo mayor de la Iglesia greco-católica ucraniana, su beatitud Sviatoslav Shevchuk, y el Nuncio Apostólico para Ucrania, Mons. Visvaldas Kulbokas. Más de sesenta periodistas de distintas partes del mundo escucharon los testimonios y pudieron hacer preguntas a estas autoridades. Lo que queda claro tras escuchar las cifras y conocer ejemplos de lo que se vive en Ucrania, es que la guerra continúa siendo muy cruda y que las secuelas que ya está produciendo son profundas, extendidas y muy dolorosas. Mañana se cumplen dos años desde el inicio de la feroz invasión.
Mensaje del Santo Padre Francisco para la Cuaresma 2024 cuyo tema es «A través del desierto Dios nos guía a la libertad».
Al momento de su expulsión, la labor espiritual de los padres jesuitas realizada por cerca de dos siglos en la América española se vio interrumpida drásticamente. La pragmática de Carlos III de España fue ejecutada con rigor y las misiones, colegios y casas de ejercicios espirituales quedaron desiertas y silenciadas. Sin embargo, la Beata María Antonia de San José, convencida de la enorme carencia que significó tal expulsión, utilizó la limitada libertad que se le daba a la mujer en aquella época para que se continuaran impartiendo los Ejercicios Espirituales Ignacianos en distintas zonas de Argentina, manteniendo vivo el espíritu de los jesuitas en las cuatro décadas de ausencia.
Revistas
Cuadernos
Reseñas
Suscripción
Palabra del Papa
Diario Financiero