Declaración conjunta de algunos de los principales miembros de la Asociación de Diálogo Interreligioso de Chile frente a la situación del país


Recomendamos:

Conferencia Episcopal: Cuidar la convivencia: la paz es fruto de la justicia


Como hombres y mujeres de fe que creemos en Dios y en su misericordia. En esta hora triste para Chile, hacemos un ferviente llamado a la justicia y a la paz. Nos duelen los muertos y heridos que han dejado estas jornadas oscuras de nuestra historia. Nos duele que los principales afectados sean los más pobres.

La violencia que ha ocurrido es inaceptable y debe avergonzarnos como país. Pero no podemos soslayar que también gente de paz se ha manifestado haciendo un llamado de atención sobre las injusticias que claman una solución y un nuevo camino para Chile. Todos debemos hacer una autocrítica nacional para comprender qué es lo que nos ha ocurrido como sociedad. Invitamos al gobierno, a los poderes del Estado y a todos los actores políticos y sociales a sumarse a esta autocrítica.

Tenemos que trabajar unidos para que la razón prevalezca sobre el odio, para que el diálogo tenga oportunidad entre nosotros y para que trabajemos por una cultura del encuentro, que nos permita reconstruir la fraternidad y los valores que inspiran el alma de Chile.

Llamamos a los hombres y mujeres de buena voluntad a que abramos el corazón, a que trabajemos por la paz, a que botemos los muros que hoy nos cierran el diálogo y generemos puentes que nos permitan el encuentro.

Pedimos encarecidamente que cese toda violencia. Los invitamos a hacer un gran pacto social para dialogar, que nos permita buscar soluciones para construir un país más justo y solidario.

Invitamos a todos a la oración en común, pidiendo a Dios que nos restablezca la unidad y la paz. Nos comprometemos, como religiones y tradiciones de fe presentes en Chile, a trabajar por la fraternidad para la construcción de una sociedad justa donde toda persona sea respetada.

Que el Dios de la misericordia sea nuestra unión.


Gloria Rojas

Pastora de la Iglesia Evangélica Luterana en Chile junto a representantes de las Asociación de Diálogo Interreligioso de Chile, ADIR.


 Fuente: Comunicaciones Iglesia de Santiago. Foto: Omar González

Últimas Publicaciones

"La vida de Raúl Silva Henríquez no está ajena a todo tipo de problemáticas que afectaron tanto a la Iglesia como a la sociedad chilena en toda la segunda mitad del siglo XX. Es bien conocido como él vivió y abordó en su propia carne los que fueron dolores provocados por errores, desencuentros o simplemente catástrofes naturales. Sin embargo, hoy con el ánimo de la celebración quiero recordar los momentos “de bendiciones de Dios”, donde él con sentido profético se transformó en un punto de referencia para tantos compatriotas suyos."
Dos visitas pastorales se llevaron a cabo entre los días 24 y 25 de septiembre: una a Asís para el evento la “Economía de Francisco” y al día siguiente otra a la ciudad de Matera para la clausura del Congreso Eucarístico Nacional.
Presentamos el primer libro de la colección “Textos de Humanitas”, que pretende recopilar en una sola edición lo mejor que se ha escrito sobre la santidad en Chile. Se trata de un tópico que jamás se agota y cuya lectura siempre es provechosa.
Revistas
Cuadernos
Reseñas
Suscripción
Palabra del Papa
Diario Financiero