Una profunda reflexión sobre la situación actual de la Iglesia y el rol que cada uno puede jugar en ella.

© Humanitas 91, año XXIV, 2019, págs. 116 - 123. 

* El texto fue publicado originalmente en el sitio web Crisis Magazine y más tarde traducido al francés en Gazette Thomas More, editada por la Association Amici Thomae Mori, Nº 38, pp. 6-10. Esta traducción al español se publica con la autorización del autor.

 “Y dijo a los discípulos: Sentaos aquí mientras voy más allá y hago oración. 

Y llevándose consigo a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, empezó a entristecerse y a angustiarse. Y les dijo entonces: Mi alma está triste hasta la muerte. 

Aguardad aquí y velad conmigo.” (Mt 26, 36-38; Mc 14, 32-34)


La última obra escrita por Tomás Moro se conoce con el nombre De Tristitia Christi porque fue inspirada por la imagen de Cristo en oración, abrumado por la pena, el dolor, el miedo y la fatiga. En espera de su propio juicio y ejecución, Moro escribe sobre “el hecho histórico —aquel tiempo en que los Apóstoles dormían mientras el Hijo del Hombre era entregado—”. Sorprendentemente, Moro afirma que esta escena de los Evangelios es una “misteriosa imagen de lo que ocurriría en el futuro”. Justifica esta lectura figurativa y hasta profética de la traición a Cristo en una razón: creía que Cristo estaba siendo “entregado en manos de los pecadores” mientras un “peligro inminente” amenazaba el “Cuerpo místico de Cristo, la Iglesia de Cristo”. En consecuencia, Moro desea ofrecer a sus lectores un mensaje universal y perenne, aplicable a toda época.

De la incisiva afirmación de Moro surgen varias interrogantes. Si ella es correcta, ¿deberíamos entender que la actual crisis de la Iglesia es un peligro inminente?; en los términos de la consideración antropológica de Moro, ¿estaremos ante una reactualización de la agonía de Cristo? O, haciendo un paralelo histórico, ¿es la situación actual un terreno abonado para otro cisma como el que Moro enfrentó? Finalmente, en términos más personales, si Cristo está en agonía una vez más, ¿qué parte nos compete asumir en esta historia?

 

boton txt suscripcion activa 800x100

boton acceder 800x80

boton suscribirse 800x100


txt si ya esta

boton txt continua leyendo 800x100

Sumario:

  • A partir del pasaje de la oración en el Huerto de los Olivos, el autor explica que “Moro afirma que esta escena de los Evangelios es una ‘misteriosa imagen de lo que ocurriría en el futuro’. Justifica esta lectura figurativa y hasta profética de la traición de Cristo en una razón: creía que Cristo estaba siendo ‘entregado en manos de los pecadores’ mientras un ‘peligro inminente’ amenazaba el ‘Cuerpo místico de Cristo, la Iglesia de Cristo’”. Este será el punto de partida para una profunda reflexión sobre la situación actual de la Iglesia y el rol que cada uno puede jugar en ella. Humanitas 2019, XCI, págs. 116 – 123.

 ► Volver al índice de Humanitas 91

Últimas Publicaciones

No podía ser más oportuna la encíclica Fratelli tutti –largamente comentada en este número de Humanitas– para nuestro país, falto como está de amistad social y de aprecio por la política. Francisco observa las fracturas de la amistad social en la desigualdad y en la inmigración –que definen las periferias sociales– en la doble figura del menesteroso y del forastero que se recoge en la exigencia del amor al prójimo del buen samaritano.
Como arquitecto, como historiador y como monje se esmeró en ordenar el espacio y concederle belleza a imitación del Creador.
El año 2020 qué recién pasó, vio partir, en estrecha secuencia de meses, a tres grandes figuras que sea por lo que tienen en común cómo por lo distinto, hablan en conjunto con elocuencia al país que somos, en el momento en el cual vivimos. Desde luego por lo que atañe a nuestra responsabilidad en el presente, si con San Alberto Hurtado pensamos que “una nación, más que por sus fronteras, más que su tierra, sus cordilleras, sus mares, más que su lengua o sus tradiciones, es una misión a cumplir; es futuro.”
Revistas
Cuadernos
Reseñas
Suscripción
Palabra del Papa
Diario Financiero