El año de la Pastoral UC comenzó con el mensaje de paz y esperanza que los voluntarios de Capilla País, Viviendas, Misión País, Siembra UC y Coro Misión País, compartieron con las familias y comunidades visitadas desde Alto Hospicio hasta Chiloé. Sin embargo, ya las distintas celebraciones navideñas unidas a la bienvenida de Monseñor Fernando Chomali como nuevo Gran Canciller de la UC, marcaron el tono del 2024: la Cuaresma comenzó a vivirse desde las vacaciones para culminar en variados encuentros e instancias en Semana Santa.



Semana Santa: pongamos a Cristo en el centro

El tradicional libro de Semana Santa tiene como mensaje el anhelo de que Cristo sea el centro de todas nuestras acciones.

“Es Cristo quien vive en mí” (Gal 2, 20) es el título que escogió la Dirección de Pastoral y Cultura Cristiana UC para la edición de este año de su libro de Semana Santa. Este mensaje se basa en el anhelo de que sea Cristo el centro de todas nuestras acciones y está en sintonía con las directrices trazadas por la Iglesia de Santiago, la cual invita a poner los ojos en Jesús para hacer la labor apostólica. Bajo el alero de esta cita, la Pastoral UC preparó el material para los diferentes momentos de estos días: Domingo de Ramos, Jueves Santo, Vía Crucis y Domingo de Pascua.

01 semana santa

La Semana Santa se celebra todos los años para recordar la pasión, muerte y resurrección de Jesús. Por medio de oraciones, momentos de silencio y lectura de la Biblia, se va recorriendo el camino de la cruz y recordando uno de los misterios centrales de la religión católica.

El Pbro. Osvaldo Fernández de Castro, Vice Gran Canciller UC, remarca la importancia de la Semana Santa y el llamado que hace la Iglesia por medio de su liturgia: “Queremos recorrer el mismo camino que recorrió Jesús, desde que entró triunfante en Jerusalén hasta que resucitó. Porque ese es el camino del cristiano: el camino hacia la cruz”.

El sacerdote sostiene que esta Semana Santa nos ayuda a entender de nuevo cuál es el camino por recorrer: “¿Cómo voy a entregar yo mi vida? Esa es la invitación. Amar y servir es la forma que tenemos los cristianos de entregar la vida. Ese es el camino. Que la liturgia y que todo lo que vamos a hacer esta semana nos ayude a eso, a entender que yo quiero recorrer el mismo camino que recorrió Jesús”.

Y para recorrer ese camino de Semana Santa, con cada uno de sus momentos importantes, la Dirección de Pastoral y Cultura Cristiana UC preparó un libro con reflexiones. El Capellán Mayor, Pbro. Jorge Merino R. detalla en la introducción del libro:

Este 2024 ha comenzado con nuevos desafíos: un mundo que clama cada vez más por la paz y la unidad en medio de una sociedad polarizada y dividida, un país que acaba de vivir un proceso constitucional, que recibe a una población migrante y diversa, y que se ve en el deber de actuar de manera más inclusiva y respetuosa. Somos una Iglesia que continúa en un proceso sinodal en la que se valora el diálogo, la escucha, la apertura al Espíritu, en un ambiente de fraternidad, con las exigencias que todo esto trae.

Para esta versión del libro de Semana Santa, la Pastoral resaltó algunos santos patronos de las diferentes unidades y facultades de la UC y los citó en las reflexiones del Triduo Pascual y las del Vía Crucis. Recalca el Capellán Mayor:

Esto con el objetivo de dar a conocer mejor el pensamiento y la espiritualidad de aquellos hombres y mujeres que han vivido en estos siglos de historia de la Iglesia, centrados en Cristo y que, con sus escritos –muchos de ellos a pesar de su antigüedad cobran una profunda actualidad–, nos manifiestan su fe y amor a quien murió por nosotros en la cruz. Además de los patronos quisimos incluir a Santa Teresita de Lisieux por su profundidad espiritual en medio de la sencillez en la que expresa su amor a Cristo y su deseo de estar siempre unida a Él.

¿Cuáles son los principales momentos de la Semana Santa?

Rocío Cortés, académica de la Facultad de Teología explica:

La Semana Santa comienza con el Domingo de Ramos, donde se recuerda la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén junto a sus discípulos. Es por eso por lo que nos encontramos en las iglesias y la misa tiene una connotación especial, celebrativa. Todavía se utilizan los ramos. Los ramos como símbolo de este momento en el que se reconoce a Jesús como salvador. Sabemos que esa realidad va a cambiar con los días que van a transcurrir.

El Viernes Santo recordamos la pasión y la muerte, la muerte de Jesús. Es un día para estar más tranquilos, es un día muy reflexivo, es un día en el que se experimenta la ausencia de Dios, porque Jesús, quien ha tomado la condición humana, muere. Es una de las verdades centrales de la fe cristiana, que creemos en un Dios que se encarna, que se hace hombre, que se hace persona y que asume todo lo que significa ser persona. Y especialmente en este momento en el que es apresado, vemos un Jesús que no solamente sufre en su cuerpo, sino también en su espíritu, en el que se ve un Jesús al que se le humilla, que se le trata mal, se le golpea.

La académica indica que Jesús se pone del lado de los que sufren:

Y ahí es cuando nosotros también recordamos que Dios está con aquellos y aquellas que sufren, con los más afligidos, más afligidas, con los dejados y abandonados por la sociedad. Esa es la paradoja, pero al mismo tiempo la belleza del cristianismo, que creemos en un Dios que se hace parte de la humanidad, la que salva, y la salva a través de su muerte. La salva a través de su muerte.

El Sábado Santo es también un día tranquilo y reflexivo, para prepararse para la resurrección que sucederá el Domingo de Pascua. Concluye Rocío Cortés:

Esa resurrección es el sentido de vida en abundancia, es el sentido de reconocer cómo Dios está con nosotros, cómo Dios vence a la muerte, cómo Dios sigue dando vida, cómo Dios es parte de la historia de la humanidad. Este día supone alegría, festividad, vida y vida en abundancia, como la vida del resucitado, que debe comunicarse, que debe anunciarse.

Vivir la Cuaresma en un ánimo de reconstrucción

En este tiempo de preparación para la pasión, muerte y resurrección de Jesús, se invitó a participar en las actividades de reflexión que la Pastoral UC preparó para la comunidad.

Durante cuarenta días la Iglesia Católica llama a vivir un tiempo especial previo a la Semana Santa. Este tiempo litúrgico, llamado Cuaresma, es muy importante porque busca generar un ánimo de reflexión adecuado previo a la conmemoración de la pasión, muerte y resurrección de Cristo. ¿A qué se nos llama en esta Cuaresma? ¿Qué se espera de los católicos en este período?

02 cuaresma

El Presbítero Jorge Merino, Capellán Mayor de la UC, se refirió a este tiempo:

Son cuarenta días que la Iglesia nos regala para prepararnos para vivir los misterios centrales de nuestra fe: la pasión, la muerte y la resurrección de Jesús. En el contexto de los incendios de Chile de hace unas semanas, quisiera invitarlos a que este tiempo de Cuaresma pudiera estar marcado por salir de nosotros mismos para darnos a los demás, vaciarnos de nosotros para preocuparnos de los demás.

El sacerdote recalcó que el Papa Francisco en su mensaje para esta cuaresma reiteró la importancia de la oración, de la limosna y del ayuno:

Cada uno de nosotros podría preguntarse cómo puedo vivir bien esta Cuaresma preocupándome de los demás. Tal vez en primer lugar haciendo oración por tantas personas que han sufrido, pero también con la ayuda material, qué bonito sería juntarnos con nuestros amigos, compañeros de trabajo o vecinos para ir en ayuda de aquellos que lo han perdido todo o tal vez acompañar a alguien, conversar, hay muchas formas de hacer la caridad.

Fernando Soler, académico y director de investigación de la Facultad de Teología, explica que:

la Cuaresma es el periodo que va entre el miércoles de ceniza y el jueves santo y que tiene la intención de recordar simbólicamente los cuarenta días en los cuales Jesús estuvo en el desierto. Esos son días en los cuales Él se preparó de manera privada, en oración, en reflexión, y, también haciendo signos corporales de penitencia, como la privación de comida, por ejemplo, o también la incomodidad corporal que de alguna manera se relaciona a reflexión, a colocar el cuerpo en un estado de conciencia superior para poder reflexionar en torno a temas espirituales. Estos días de Cuaresma precisamente representan los cuarenta días en los cuales Jesús estuvo en el desierto.

Para el católico estamos en un tiempo en el cual todo nos grita, de una manera muy silenciosa, que estamos entrando en un periodo en el cual viene un momento fundamental de nuestra fe. Y ese momento fundamental es todo el triduo pascual en el cual nosotros vamos a recordar la muerte y la resurrección de Cristo. Es un evento central en el periplo salvífico de la encarnación. Por eso el llamado es precisamente a imitar esa actitud de Cristo y buscar la manera de, a través de gestos concretos, mostrar nuestra intención de convertirnos. Eso parte de una manera muy concreta en el Miércoles de Ceniza cuando se nos impone la ceniza y se nos dice, conviértete y cree en el Evangelio. O sea, se trata de un tiempo de conversión. Y la conversión es algo que todos y todas necesitamos a pesar de ser cristianos hace mucho tiempo: la conversión es una actitud vital, no es una actitud puntual.

Por su parte, Carmen Elena Villa, subdirectora de Formación de la Dirección de Pastoral y Cultura Cristiana UC, preparó un material por escrito en el cual explica:

Tres prácticas caracterizan el tiempo de Cuaresma: la oración, el ayuno y la limosna. La oración es el punto central de este tiempo litúrgico. Es la acción que lleva al hombre a contemplar, mirar a Dios unirse y escuchar sacramentalmente para crecer en amistad y encuentro personal con Él. Hace referencia a una intimidad con Dios. Puede hacerse mediante la meditación de las Sagradas Escrituras, la visita al Santísimo, la asistencia a la Misa o una oración espontánea en un lugar silente.

El ayuno es una privación en honor a Dios. Son pequeños sacrificios que se viven en el día a día a modo de penitencia. Normalmente se relaciona con la moderación y abstinencia de comida, pero también puede ser una limitación en otras cosas, como el consumo material o consumo de las redes sociales, que transforman la práctica espiritual con la ayuda de la oración.

La limosna es la acción del cristiano de acercarse al prójimo, no se limita a lo material, sino que se refiere a la entrega de uno mismo. Esta contribuye en la coherencia de vida de los cristianos, ya que lleva a entregarse generosamente a los demás.


 

1.300 jóvenes voluntarios recorrieron Chile, construyendo y misionando

Un mensaje de paz y esperanza es el que los voluntarios de Capilla País, Viviendas, Misión País, Siembra UC y Coro Misión País, compartieron con las familias y comunidades visitadas, desde Alto Hospicio hasta Chiloé. En esta oportunidad, por primera vez participaron tres estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Perú.

Ver más


 

Se premió a investigadora que mapea la religiosidad juvenil

La reciente doctora en Teología, Catalina Cerda Planas, recibió este reconocimiento por su tesis doctoral sobre cómo se configura hoy la religiosidad juvenil en Santiago de Chile.

Como una manera de reconocer a los estudiantes de los programas de doctorado de la UC que hayan finalizado sus tesis doctorales en diálogo con la fe, la Dirección de Pastoral y Cultura Cristiana en conjunto con la Vicerrectoría de Investigación entregaron la Condecoración Cardenal Newman 2023. El reconocimiento, que está orientado a quienes se hayan adjudicado el Premio Cardenal Newman en versiones anteriores en cualquiera de sus tres categorías, fue recibido por la doctora en Teología Catalina Cerda Planas.

04 premio

Recibió este reconocimiento porque su tesis “Mapping Youth Religiosity in Santiago de Chile. Contributions to the Theological and Pastoral Reflection on Youth and Transcendence”, fue considerada por el comité de fallo como un aporte significativo a la misión de la UC de evangelizar la cultura.

Esta tesis se propuso generar un conocimiento nuevo y más complejo sobre la religiosidad juvenil en Santiago de Chile, como un aporte a la reflexión teológica y pastoral sobre juventud y trascendencia. Utilizando como propuesta metodológica base la así denominada “Teología Empírica”, la investigación estuvo orientada por las siguientes tres preguntas principales:

  1. ¿Cómo se configura hoy la religiosidad juvenil en Santiago de Chile?
  2. ¿Qué factores personales y sociales influyen en la religiosidad juvenil actual en Santiago de Chile?
  3. ¿Qué aportes e interrogantes entrega este nuevo conocimiento sobre la religiosidad juvenil en Santiago de Chile para la teología y la reflexión pastoral de la Iglesia Católica sobre juventud y evangelización?

Se exploraron cinco dimensiones de la religiosidad: creencias, vivencias, prácticas, consecuencias en la vida cotidiana y grupos de referencia, las cuales fueron estudiadas empíricamente entre estudiantes secundarios de 15 y 16 años, hombres y mujeres, contactados a través de colegios no confesionales y católicos dentro de la gran ciudad de Santiago. La tesis presenta una descripción de los resultados empíricos y un análisis teológico-pastoral a partir de los mismos.

Diego Cosmelli, director de la Escuela de Graduados de la Vicerrectoría de Investigación (VRI) señala que

la Condecoración Cardenal Newman es fiel reflejo de la importancia que tiene para nuestra Universidad el diálogo entre fe y razón en el desarrollo del conocimiento. Este premio, abierto a todas las áreas disciplinares, representa la convicción de que este diálogo puede generar no solo investigación y conocimiento más integral y abierto a la espiritualidad humana, sino que también puede iluminar como la fe es vivida, comprendida y comunicada. Para la Escuela de Graduados de la Vicerrectoría de Investigación es un orgullo ser parte de esta iniciativa desde su primera versión el 2018, y sin duda esperamos que continúe siendo un referente para nuestra comunidad doctoral UC.

La ahora doctora en Teología, quien estudió su doctorado en la Facultad de Teología UC y es académica de la Universidad Católica Silva Henríquez sostiene que

siempre fue mi motivación que mi tesis doctoral, a pesar de que es conducente a un grado académico, fuera un aporte concreto a pensar el diálogo entre la praxis de la Iglesia y la cultura actual. Como Iglesia estamos muy acostumbrados a tener nosotros la palabra y querer entregar un mensaje que es parte de nuestra labor, pero también tenemos que saber escuchar y entrar en intercambio con otros, en este caso con los jóvenes. Y yo creo que mi tesis doctoral es básicamente eso, una experiencia de escuchar.

Yo concretamente tuve la oportunidad de conversar con jóvenes, de escuchar sus opiniones, de leer sus respuestas a mi encuesta… Esta interacción con los jóvenes me abrió los horizontes como teóloga, no solo para conocerlos mejor a ellos, sino también para comprender mejor mi propia fe como cristiana. Por ello, estoy convencida que ese ejercicio de verdadero diálogo con las generaciones jóvenes nos enriquece profundamente como Iglesia. Siento que este premio reconoce la importancia de esa comunicación bilateral.

Comparte la teóloga:

Este reconocimiento confirma la pertinencia de este tipo de investigaciones. Un tipo de investigación que, por lo menos dentro de la teología, no es muy común. Es un acercamiento relativamente novedoso para nuestra forma de hacer teología en Chile. Ello implicó que durante gran parte de mi proceso doctoral yo tuviera que dar cuenta de por qué esto era propiamente teología y cuál era el aporte particular que yo quería hacer desde mi propia disciplina.


 

Monseñor Chomali celebró primera misa como Gran Canciller UC

Antes de la misa, se reunió con el Honorable Consejo Superior, ocasión en que el rector Ignacio Sánchez le regaló un báculo de parte de toda la comunidad universitaria.

En diciembre, el recientemente nombrado Arzobispo de Santiago, monseñor Fernando Chomali, visitó la UC y se reunió con el rector Ignacio Sánchez y miembros de la institución. En la cita con el Honorable Consejo Superior, recibió una carpeta con información de la casa de estudios, tales como su plan de desarrollo 2020-2025 y la memoria anual.

05 chomali

En el encuentro con el Consejo Superior, el rector Ignacio Sánchez dedicó palabras de bienvenida y le entregó como regalo un báculo episcopal que fue diseñado por el decano de la Facultad de Arquitectura y Estudios Urbanos, Mario Ubilla.

“Le damos la bienvenida a monseñor Chomali y le entregamos este regalo de parte de la comunidad universitaria. Según su creador, el báculo simboliza el junco que se dobla pero siempre sigue en pie”, expresó el rector Ignacio Sánchez.

Posteriormente se realizó una misa navideña, con participación de profesores, funcionarios y profesionales de la institución. En la prédica, monseñor Chomali señaló: “Es una alegría inmensa estar con ustedes” y puntualizó: “Los seres humanos tenemos una característica: que siempre estamos realizando acciones de búsqueda. Es porque hay una nostalgia en nuestro corazón, una búsqueda de plenitud, una búsqueda de felicidad. La maravilla de la fe que profesamos es que existe alguien que también nos busca. Tenemos que pedirle al Señor que nos ayude a dejarnos encontrar por Él”.

El sacerdote también se refirió a esta época del año: “Jesucristo nos trae todo lo que necesitamos. No hay nadie que nos pueda explicar mejor quiénes somos y a dónde tenemos que ir que Jesucristo en esta época de esperanza. Él nos revela nuestra identidad más profunda y nos dice que nuestra vida está llamada a ser vivida en plenitud junto a Dios”.

“Lo que le deseo a cada uno de nosotros en este ambiente universitario es que nunca perdamos la curiosidad, que sigamos siempre buscando, pues eso pondrá nuestros dones al servicio. Y también que tengamos la docilidad de espíritu para dejarnos encontrar por Jesucristo”, recalcó monseñor Chomali.

Después de la celebración eucarística, los asistentes compartieron en comunidad y escucharon villancicos.


 

Navidad en la UC

En la Casa Central de la institución se realizó la XIV Celebración de Adviento organizada por la Pastoral UC. En la ocasión, se contó con los villancicos del Coro Ciudadano San Borja y del Conjunto Folclórico UC. En este tiempo se invita a la comunidad a donar celebraciones de Navidad.

“¡Sí, Jesús, llevaremos la paz a cada persona!”, dijeron en conjunto los niños de la obra de teatro de Adviento. Le estaban respondiendo a Jesús, quien les había pedido que llevaran al mundo el mensaje de Paz.

06a navidad

Ese mismo mensaje de paz fue el que estuvo presente durante toda la XIV Celebración de Adviento organizada por la Dirección de Pastoral y Cultura Cristiana, con la cual la UC dio inicio al tiempo de preparación para la Navidad.

En el patio Juan Pablo II de la Casa Central, el rector Ignacio Sánchez se dirigió a los asistentes, invitando a que en este tiempo de Adviento recemos por la paz en Medio Oriente y en Ucrania:

Quisiera destacar esta tarde el valor de la fraternidad entre las personas y los pueblos e invitarlos a reflexionar sobre qué puede hacer cada uno de nosotros para promover esta fraternidad. Y esto porque el periodo de adviento nos invita a prepararnos en la esperanza y también en el arrepentimiento. El Papa Francisco en el Encuentro Mundial sobre la Fraternidad Humana este año en el mes de junio nos llama a pensar en algunos gestos concretos de fraternidad: “Cuando los hombres y las sociedades eligen la fraternidad también las políticas cambian: la persona vuelve a prevalecer sobre el beneficio; la casa común que todos habitamos, sobre el ambiente que se explota para los propios intereses; el trabajo se paga con el justo salario; la acogida se convierte en riqueza; la vida, en esperanza”.

“Quisiera desearles que este tiempo de adviento les traiga la paz, paz que se constituye con fraternidad. Oramos por la paz en Medio Oriente y por la paz en Ucrania. Agradecemos encuentros como el de hoy en el que como comunidad nos reunimos para abrir nuestros corazones y recibir la buena y nueva esperanza que nos trae una vez más el niño Jesús, de la mano de María y de José”, expresó el rector.

Por su parte, el Pbro. Jorge Merino R., Capellán Mayor de la UC, declaró:

Es una gran alegría poder reunirnos en esta XIV versión de la Celebración de Adviento UC, reunirnos como comunidad UC junto a nuestras familias. Especialmente nos da mucha alegría ver a tantos niños en nuestra casa de estudios, que no es algo tan común, y también a los vecinos de Casa Central.

Adviento significa venida y es el tiempo de espera y de preparación para la venida de Jesús, para el nacimiento del hijo de Dios. Es lo que comenzamos hoy, el tiempo de Adviento. Un tiempo en que la Iglesia nos quiere ayudar a preparar nuestro corazón para que Jesús pueda nacer en él. No es fácil prepararnos en esta época del año, llena de evaluaciones, celebraciones y el cansancio propio del fin de año. Por eso la Iglesia nos ayuda con este tiempo especial Esta celebración que con mucho cariño hemos preparado para ustedes desde la Pastoral quiere ser el puntapié inicial y una ayuda en este tiempo de preparación.

En la celebración se contó con la presentación del Coro Ciudadano San Borja, que cantó villancicos tales como “El tamborilero”, “Candombe de San Baltazar” y villancicos cubanos, entre otros.

Posteriormente, el Conjunto Folclórico UC entonó los villancicos “Ay sí, ay no”, “El burrito sabanero” y “La ronda de la estrella” como parte de la obra de teatro titulada “Regálanos tu paz, Jesús”, basada en un cuento escrito por María Luisa Lecaros. La adaptación fue realizada por Álvaro Bravo y Constanza Ramírez.

Los actores, niños y adultos de la comunidad UC, dieron vida a la fiesta de cumpleaños número 10 de Jesús. En ella, es visitado por sus abuelos, su primo Juan y niños de distintas partes de Chile. Cada uno le lleva un regalo de cumpleaños especial: flores de Isla de Pascua, nieve de Los Andes o algo rico de comer.

Al finalizar la obra Jesús les da, a su vez, un regalo: “Les regalo mi paz y les pido que la lleven a todos los lugares desde los cuales me visitan”. La celebración concluyó con un canto titulado “Una plegaria de paz”.

Cada año, la Dirección de Pastoral y Cultura Cristiana prepara materiales, ceremonias y ritos para que la comunidad universitaria pueda celebrar el Adviento en todos los campus y también en las casas.

Se invita a ser parte de la tradicional campaña de Celebraciones de Navidad. El año pasado hubo varias maneras de participar. Además de los aportes monetarios para la compra de una caja con alimentos, los distintos miembros de la comunidad y sus familias pudieron celebrar el nacimiento del Niño Jesús colaborando en la entrega de las cajas a las personas beneficiadas, difundiendo la campaña o rezando por quienes las recibieron.

Durante el adviento, la Pastoral UC también invitó a armar pesebres para ir bendiciendolos en las oficinas, salas y patios.

06b navidad

¿Cómo prepararse para la Navidad?

El académico de la Facultad de Teología Fredy Parra, reflexionó acerca de cómo nos podemos preparar espiritualmente en el tiempo previo:

Lo importante es comprender que es un tiempo de espera y preparación para la Navidad. Es una espera gozosa de lo que viene, de lo que siempre viene: es la espera de Jesús, el Mesías que ya vino, pero que es siempre ‘el que ha de venir’. Por ello, es un tiempo apropiado para cultivar la esperanza en el retorno definitivo de Jesucristo, en la Parusía del Señor que traerá consigo la plenitud de todo lo creado y la consumación del Reino de Dios ya iniciado por la presencia salvadora del mismo Jesús en nuestra historia.

Por su parte, Cristina Bustamante, teóloga y académica de la Facultad de Teología, señaló:

El tiempo de Adviento es un tiempo de espera. Hay diferentes modos de esperar: la espera ansiosa frente al resultado de un examen médico, la nota de una prueba; la espera enojada de quien ha sido defraudado varias veces y le han vuelto a prometer lo que sabe nunca llegará; la espera nostálgica de una madre anciana aguardando la llamada o la visita de sus hijos. La espera de Adviento, en cambio, está marcada por la alegría, la fiesta, la luz. En Europa, la luz de las velas interrumpía la oscuridad del invierno, era una pausa.

La profesora Bustamante citó a Edith Stein, quien fuera judía, filósofa, conversa al cristianismo, carmelita y mártir en un campo de concentración. Ella impartió una conferencia sobre la Navidad y su sentido. En uno de sus párrafos expresa:

Los misterios del cristianismo son una totalidad indivisible. Cuando profundizamos en uno de ellos somos conducidos automáticamente a todos los otros. Así nos lleva el camino de Belén forzosamente al Gólgota y el pesebre a la Cruz. Cuando la Virgen María presentó al Niño Jesús en el templo, le fue profetizado que una espada atravesaría su corazón y que ese Niño sería ocasión de caída y de resurrección para muchos, un signo de contradicción. Ese fue el preanuncio de la Pasión, de la lucha entre la luz y las tinieblas, que ya se había manifestado en el pesebre de Belén.


 

Capellán Mayor UC viajó a Roma a un encuentro organizado por el Dicasterio para la Cultura y la Educación

La instancia contó con la participación de más de 200 líderes y responsables de las pastorales universitarias de 40 países.

Hasta Roma se trasladó el Pbro. Jorge Merino R., Capellán Mayor de la UC, para participar en el encuentro de pastoral universitaria “Hacia una visión poliédrica: fortalecimiento de la pastoral universitaria católica para la formación espiritual, el compromiso cultural y la construcción de la comunidad”, convocado por el Dicasterio para la Cultura y la Educación.

07 capellan

Este Dicasterio es el que trabaja para el desarrollo de los valores humanos en las personas en el horizonte de la antropología cristiana, contribuyendo a la plena realización del seguimiento de Jesucristo. Está compuesto por la Sección para la Cultura, dedicada a la promoción de la cultura, la animación pastoral y la puesta en valor del patrimonio cultural; y por la Sección para la Educación, que desarrolla los principios fundamentales de la educación con referencia a las escuelas, a los institutos superiores de estudios y de investigación católicos y eclesiásticos.

El encuentro contó con la participación de más de 200 líderes y responsables de las pastorales universitarias de los cinco continentes. Permitió compartir buenas prácticas pastorales con diferentes instituciones del mundo y generó un espacio de encuentro y de conocimiento entre las distintas personas que participaron.

El padre Jorge Merino explicó que

esta es una conferencia organizada por el Dicasterio para la Cultura y la Educación que busca reunir a muchas universidades del mundo que tengan pastorales para compartir las experiencias pastorales de cada una de ellas. Es una oportunidad para estrechar o crear nuevos contactos entre los que participamos en las pastorales y también para escuchar las palabras del prefecto del Dicasterio, el cardenal José Tolentino de Mendonça.

Precisamente el Dicasterio seleccionó a la Pastoral UC junto a otras cinco instituciones para presentar el quehacer que realiza al interior de la comunidad universitaria. Las elegidas fueron: las Universidades Católicas de Chile, de África, de Corea, de Francia, de Estados Unidos y de Brasil. “El dicasterio invitó a seis universidades del mundo a compartir sus prácticas pastorales. Es un privilegio muy grande que hayan pensado en nuestra Pastoral, pues eso también da cuenta de la trayectoria y el reconocimiento que tenemos”, indicó el Capellán Mayor UC.

La presentación debía compartir las prácticas pastorales, haciendo una breve presentación de la pastoral. Se debía contar el origen, la historia, cómo está compuesta y cómo se organiza. También se solicitaba explicar cuáles son los servicios que ofrece, sus fortalezas, debilidades y desafíos para el futuro.

Recalcó el sacerdote:

Estoy convencido de que Dios ha hecho y hace algo muy grande en nuestra Pastoral, que es el fruto de 20 años de trabajo de muchas personas. Por eso tenemos el deber de compartir con los demás eso. También nos hace muy bien poder aprender de otras pastorales. Nos hace bien compartir, nos hace bien aprender y también nos hace bien ser conscientes de que somos muchos los que estamos en la misma misión. Son muchos en el mundo entero que estamos en lo mismo: dar a conocer a Jesucristo en el mundo universitario.

En el encuentro tuvieron la oportunidad de tener una audiencia con el Papa Francisco, quien se refirió a la importancia de la figura del poliedro, destacando tres actitudes que son necesarias para el servicio de la pastoral universitaria: apreciar las diferencias, acompañar con cuidado y actuar con valentía.

“Siempre es un privilegio poder participar en una audiencia con el Papa. Y con mayor razón en un número reducido, porque éramos solamente unas 200 personas. Es algo mucho más personal, más íntimo. Como católico es muy impactante encontrarse con la figura del Papa, con el representante de Cristo en la Tierra, sobre todo en la ciudad de Roma, a los pies de la tumba del apóstol Pedro”.


 

Estudiantes fueron premiados por hacer dialogar la fe y la razón desde sus disciplinas

Diecisiete estudiantes respondieron al llamado del concurso de poner la vocación al servicio de los demás y abrirse a la posibilidad de trabajar de manera conjunta entre disciplinas, logrando promover el diálogo de la fe con la cultura con iniciativas con una marcada identidad católica.

“Colabora en el progreso del bien común” (San Juan XXIII, Pacem in terris), fue el llamado de la décima convocatoria del Concurso de Investigación y Creación para Estudiantes, organizado por la Pastoral UC con el apoyo de la Vicerrectoría de Investigación UC (VRI), y que tuvo como premiados a diecisiete alumnos y alumnas de diferentes carreras de la universidad.

08 estudiantes

Se trata de cuatro iniciativas en la categoría Proyecto Propio y trece para la de Ayudantía, donde los estudiantes pudieron contribuir a la misión evangelizadora de la Pontificia Universidad Católica de Chile, por medio de la investigación y la creación, participando o presentando proyectos que busquen la verdad, el bien común y la belleza, en un camino de fe-razón/cultura. 

El Pbro. Jorge Merino, Capellán Mayor UC, se dirigió a ellos en la ceremonia de premiación:

Quisiera agradecerles por vincularse desde sus diferentes áreas del conocimiento con la realidad, siempre dialogando con la fe, siempre dialogando con la cultura; gracias por atreverse a concursar, pero, sobre todo, gracias por atreverse —en palabras del Papa Francisco— a ser peregrinos en el mundo actual, en el mundo de la academia (…), aportando desde lo que son y desde los conocimientos que tienen para que muchos peregrinemos a una sociedad más justa, más dialogante y con más paz.

Por su parte, María Elena Boisier, directora de Investigación de la VRI, manifestó su alegría por el trabajo colaborativo con la Dirección de Pastoral y Cultura Cristiana a través de sus concursos, tanto para académicos como para estudiantes:

En estos diez años hemos trabajado por vincular la fe y la razón junto a la Pastoral, adjudicando a un significativo número de proyecto de diferentes carreras: 67 de la categoría Proyecto Propio y 188 de la categoría Ayudantías. Pienso que probablemente no existe ninguna carrera en la universidad que no haya tenido un alumno que se haya adjudicado fondos de este concurso. Los y las estudiantes reconocidos hoy día ayudan a abrir nuevos horizontes al pensamiento y ampliar las posibilidades de la razón y la fe, haciéndose partícipes de la construcción de soluciones para las problemáticas actuales de nuestra sociedad. Y qué más actual que responder al llamado que se hizo este año en el concurso que el de participar activamente en la vida pública y colaborar con el progreso del bien común.

Un peregrinaje al saber

Este concurso tiene dos categorías: Ayudantías y Proyecto Propio. En la primera, los ganadores integran los equipos de investigación o creación dirigidos por académicos. En la segunda, en tanto, se busca que los estudiantes, de forma individual o grupal, propongan proyectos en base a temáticas e intereses que respondan a la contingencia y el diálogo con la fe.

En la ceremonia, el Capellán Mayor de la universidad citó unas palabras del Papa Francisco en la Jornada Mundial de la Juventud en Lisboa (Portugal), cuando tuvo un encuentro con estudiantes universitarios, para instar a los jóvenes galardonados a no cesar en la búsqueda de respuestas, queriendo hacer alusión a la importancia de ir buscando respuestas:

En el término ‘peregrino’ vemos reflejada la conducta humana, porque cada uno está llamado a confrontarse con grandes preguntas que no tienen respuesta, [no tienen] una respuesta simplista o inmediata, sino que invitan a emprender un viaje, a superarse a sí mismos, a ir más allá. Es un proceso que un universitario comprende bien, porque así nace la ciencia. Y así crece también la búsqueda espiritual. (…) Desconfiemos. La desconfianza es un arma para poder caminar adelante y no seguir dando vueltas. Una de las parábolas de Jesús dice que el que encuentra la perla de gran valor es aquel que la busca con inteligencia y con espíritu de iniciativa, y lo da todo, arriesga todo lo que tiene para obtenerla (cf. Mt 13,45-46). Buscar y arriesgar: estos son los dos verbos del peregrino. Buscar y arriesgar.


 

Integrantes de la comunidad UC recibieron el sacramento de la Confirmación

Cada año, la Dirección de Pastoral y Cultura Cristiana prepara a miembros de la comunidad UC para recibir los sacramentos de iniciación cristiana. Este 2023, del total de confirmados, 30 recibieron la Primera Comunión y diez fueron bautizados.

Bautismo, Confirmación y Primera Comunión fueron los sacramentos que el pasado 11 de noviembre recibieron 88 personas, entre estudiantes, académicos, administrativos y profesionales de la UC, en la Iglesia de Santo Domingo, en Santiago Centro.

09 confirmados

Los protagonistas de la ceremonia, que llegaron para confirmar su fe, vivieron un largo camino de preparación, con un proceso de formación y reflexión, en el que se acercaron más a Cristo, participaron de la vida de la Iglesia y compartieron la alegría de la fe. Se prepararon desde abril de este año por medio de varias reuniones, jornadas y retiros organizados por Sacramentos UC, proyecto de la Dirección de Pastoral y Cultura Cristiana.

Monseñor Luis Migone, obispo auxiliar de Santiago, fue quien presidió la ceremonia, oportunidad en la cual alentó a los jóvenes a dar testimonio de su fe siempre y en todo lugar:

Es muy hermoso recibir el sacramento de la Confirmación, (…) significa un gran compromiso para adelante. Uno recibe un don y eso es algo que hay que compartir. Por eso decimos que es un don y una tarea. Hay que contemplar, gozar, disfrutar, agradecer el don que recibimos. Y, en la medida en que lo entregamos, compartimos con otros, ese don va a crecer.

Además, el Obispo Auxiliar agregó que “es un gozo muy grande para la Iglesia, también para mí, contar con estos nuevos confirmados. Es algo muy lindo que los jóvenes quieran profundizar en su fe, vivir el Evangelio y compartirlo con el mundo. Es un don extraordinario para nuestra Iglesia; bendecimos y agradecemos a Dios porque sigue regalándonos tanta vida”.

El “Sí” como respuesta

Desde abril de este año, los 88 jóvenes se han estado preparando para recibir sus sacramentos de iniciación cristiana, a través de catequesis grupales de forma semanal, guiada por una pareja de voluntarios y acompañados por su asesor, Fray Gonzalo Irungaray, sacerdote dominico, para finalmente dar respuesta al don de su fe.

María Jesús Poblete, subdirectora de Estudiantes de la Pastoral UC, manifestó que “no hay nada más lindo de ver a alguien que con tanto fervor dice que SÍ a su fe y pasa a ser un miembro más de nuestra Iglesia; una Iglesia conformada hace miles de años, pero que, debido a la Gracia que nos da Dios por medio de los Sacramentos, permanece viva entre nosotros”.

Recalcó María Jesús que

Como Pastoral UC, nuestro rol es permitir que cada persona de la comunidad pueda tener un encuentro con Cristo. Este proyecto (Sacramentos UC) prepara durante todo el año por medio de catequesis semanales a personas para que puedan tener un encuentro cercano con Dios y poder hacerse parte de la Iglesia y sus sacramentos. Por ende, esto pasa a ser el punto de partida de nuestro compromiso con la Iglesia y la UC, es la base de nuestra fe y a partir de la cual Dios empieza a obrar entre nosotros.

Camino de preparación

María Emilia Pastrán y Rodrigo García, estudiantes de Enfermería y Medicina, respectivamente, son los coordinadores generales de Sacramentos UC 2023. Ellos, junto a su consejo, estuvieron a cargo de la organización y gestión de cada una de las instancias para los jóvenes confirmados, desde jornadas de encuentro y oración, hasta la preparación de la ceremonia. Todo esto, acompañado y guiado por la Pastoral UC y sus asesores:

Me siento absolutamente bendecida y feliz de que Dios me regalara el conocer a todos y cada uno de los que fueron parte de Sacramentos 2023. (…) Es una esperanza renovada en la Iglesia de hoy, en la cual hay 88 nuevas razones de esperanza para aquellos que nos sentimos parte de esta familia unida en el Señor. Son 88 personas, no números, que se decidieron por Dios, que renovaron ese ‘sí’ en cada catequesis, y que hoy lo volvieron a hacer con un ‘sí’ libre, con fuerza, alegría y valentía.

En el trabajo de coordinación, los estudiantes de Enfermería y Medicina establecieron ciertos objetivos que guiaron su quehacer, tales como tener una relación personal y cercana con cada persona, preocuparse de conocerlos a cada uno y una; dar a conocer a Dios a los confirmandos a través de una experiencia cariñosa, sencilla y fraterna; ser comunidad, saberse parte de este proyecto en que todos tenían un mismo fin: “encontrarse con Dios”.

Todos los integrantes de la UC pueden acceder a la preparación para los sacramentos. No hay exigencias de edad ni se requiere haber tenido preparación previa.

Más información en la web de Pastoral UC o en Instagram


 

Encuentro Pastoral de Postgrado: espacios entre la fe y el estudio académico

La instancia incluyó una misa y un encuentro distendido donde los estudiantes originarios de diversos países tuvieron la oportunidad de compartir sus experiencias de fe.

Estudiantes de México, Bolivia, Perú, Colombia, Cuba, Ecuador y Chile se reunieron para conversar acerca de sus experiencias personales y profesionales, así como sus desafíos académicos en la Pontificia Universidad Católica de Chile, en el primer Encuentro Pastoral de Postgrado, organizado por la Pastoral UC.

10 encuentro posgrado

La cita abordó cómo es que la fe puede ser un puente que conecta a personas de diferentes orígenes y campos académicos en un país nuevo y desconocido, donde la diversidad cultural y académica de los estudiantes de postgrado, en su mayoría de doctorado, representan una riqueza importante a destacar.

“Tener la oportunidad de encontrarse y conversar con personas de culturas tan diversas, de todas partes de Sudamérica, fue una experiencia tremendamente enriquecedora. El testimonio de cada persona fue invaluable para descubrir cómo las personas viven su propia fe en distintas partes del mundo”, sostiene Cristóbal Palisson, subdirector de Académicos de la Pastoral UC.

Y es que este encuentro no sólo representa un aporte en el fortalecimiento de lazos en la comunidad de alumnos y alumnas, sino que también contribuye a resaltar la importancia de la fe como apoyo en el del estudio avanzado.

La experiencia de la fe

La convocatoria y acogida de la instancia de los participantes fue motivo de alegría y entusiasmo de los organizadores, quienes manifestaron la importancia de seguir promoviendo instancias de diálogo y comunidad.

“Me dio la impresión de que los estudiantes, que vienen recién llegando a Chile, han podido encontrar en la fe un punto de encuentro para poder formar un sentido de comunidad”, puntualizó Palisson.

En este sentido, Asunción Pérez-Cotapos, estudiante del Doctorado en Psicología que participó en la instancia, manifestó que

el encuentro de la Pastoral de Graduados fue una gran oportunidad para compartir con otros estudiantes de postgrado que están buscando servir a la Iglesia a través de sus estudios. El poder contar con testimonios tan diversos como lo son nuestros países de origen, nos ayuda a poder vivir más plenamente nuestra fe, que se funda en un amor muy profundo a Dios. Ese encuentro, esa experiencia, es la que buscamos en nuestra Universidad Católica de Chile.


 

La UC dedicó el Mes de María a la oración por la paz

En Chile, esta celebración se extiende entre el 8 de noviembre y el 8 de diciembre. La Pastoral UC preparó material con énfasis en la necesidad de un mundo más fraterno.

En sintonía con la preocupante situación mundial, en la cual se viven conflictos bélicos en Medio Oriente y Ucrania, la Pastoral de la Pontificia Universidad Católica de Chile lanzó el libro de oraciones “¡María, Reina de la Paz!”, que comprende meditaciones y reflexiones para cada día, con el fin de que los fieles pudieran vivir este tiempo acompañados de María y prepararse para la solemnidad de la Inmaculada Concepción.

11 mes maria

Por lo mismo, en la UC, sus estudiantes, académicos, administrativos y profesionales dieron el vamos a la celebración de este mes con una eucaristía celebrada en todos sus campus. En San Joaquín, el Capellán Mayor UC, Pbro. Jorge Merino, puntualizó que:

empezamos un mes precioso, en que la Iglesia nos invita a contemplar a Jesús a través de los ojos de la Virgen María. Nadie conoce mejor a un hijo que su mamá. Y por eso la Iglesia quiere que, en estos 30 días, lleguemos a María, para que sea ella quien nos lleve a Jesús”.

Yo los invito de corazón a que podamos aprovechar esta tremenda oportunidad que nos presenta la Iglesia. Dios nos quiere hacer muchos regalos, regalos grandes a través de su Madre. Pidamos con confianza, por ejemplo, a que nos ayude a profundizar en nuestra fe, a tener una conversación difícil con alguien, a meditar, ir a ver a un enfermo, a pedir perdón, o a encontrarnos con Él.

En esta misma línea, el Capellán Mayor UC agregó que “creo que, si pedimos a Dios, también es bonito que podamos ofrecerle algo y decirle al Señor durante este mes ‘yo también te quiero hacer un regalo a Ti’. Tal vez empezar a venir a Misa, comenzar a rezar el Rosario, hacer una obra de caridad, ser más servicial en la casa… creo que hay tantas cosas”.

Con flores a María

Basada en los misterios del Santo Rosario, el libro del Mes de María preparado por la Pastoral UC invita a contemplar su presencia como portadora de paz, de una paz que acompaña los momentos gozosos, luminosos, dolorosos y gloriosos de la vida de su Hijo, y que hoy, en el contexto nacional e internacional, se hace tan necesaria.

El documento contiene meditaciones para cada uno de los 30 días del mes. Incluye citas bíblicas y reflexiones del Papa Francisco, tomadas de homilías, catequesis, encíclicas y cartas apostólicas. También tiene oraciones y cantos marianos.

El Mes de María es una tradición religiosa que iniciaron los misioneros europeos en el mes de mayo por ser el “mes de las flores”. A mediados del siglo XIX, Monseñor Joaquín Larraín Gandarillas, entonces Rector del Seminario Pontificio de Santiago, conoció y palpó esta tradición y quiso celebrarla —para evitar el frío otoño del mes de mayo en Chile— entre el 8 de noviembre y el 8 de diciembre. Así, el mes dedicado a la Virgen culmina con la celebración de la solemnidad de la Inmaculada Concepción.


 

La interculturalidad se toma la UC

En la “Semana de la Interculturalidad UC”, se realizó una procesión y Misa en conmemoración del Señor de los Milagros, y un seminario centrado en el ámbito de la salud intercultural.

De morado se tiñó el Templo del Campus San Joaquín, el pasado 23 de octubre, en honor al Señor de los Milagros, Patrono de la Espiritualidad Católica del Perú, color que se relaciona con la penitencia y con esta figura religiosa. De esta manera se inició la “Semana de la Interculturalidad en la UC: Integrando creencias y saberes”, iniciativa del Programa de Interculturalidad UC.

12 interculturalidad

La actividad comenzó con una procesión dentro del campus San Joaquín, que contó con una banda de músicos en vivo y la participación de mujeres sahumadoras. Luego se celebró la Santa Misa presidida por el Cardenal Celestino Aós Braco y concelebrada por sacerdotes de la Pastoral UC y de la Facultad de Teología.

“Hemos visto que podemos, a través de ferias, semanas de interculturalidad, de la acción muy importante que realiza nuestra Vicerrectoría de Asuntos Internacionales, mostrar lo importante que es ser una comunidad diversa, abierta, distinta, en la cual cada uno puede aprender de las cualidades de personas que vienen de otros países”, comentó el rector Ignacio Sánchez y agregó: “Qué mejor que comenzar la Semana de Interculturalidad celebrando la Santa Misa, pidiendo al Señor de los Milagros que nos ayude a iluminar este camino de la Interculturalidad y celebrando a nuestros hermanos del Perú”.

En la actividad participó el rector Ignacio Sánchez, la embajadora de Perú en Chile, Silvia Alfaro, el cónsul de Perú, Zósimo Morillo, la Hermandad del Señor de los Milagros de Santiago de Chile y alumnos del colegio San Viator de Macul, junto con miembros de la comunidad peruana en Chile y de la universidad.

“Es un rito religioso peruano, que ya no es solo peruano, va más allá del Perú. Es una fiesta religiosa que también se celebra profundamente en Chile y en toda América Latina y por qué no decirlo, en todo el mundo”, dijo Silvia Alfaro, embajadora de Perú en Chile, y agregó: “Yo le agradezco muchísimo esta oportunidad a la Universidad Católica, porque nos da la posibilidad de que no solamente se quede a nivel de las iglesias, sino que el propio estudiantado, la propia comunidad joven, las generaciones jóvenes se empapen de este conocimiento que no solamente es religión, es cultura, es conocernos los unos a los otros”.

El Señor de los Milagros

Cristo de Pachacamilla, Cristo Morado, Cristo Moreno o Señor de los Temblores, son diferentes nombres para referirse al Señor de los Milagros, venerada imagen religiosa de Perú que representa a Jesucristo crucificado.

Su origen se remonta al siglo XVII en Lima, cuando luego de un fuerte terremoto la imagen del Cristo Crucificado pintada en una pared quedó milagrosamente en pie. Cada octubre se realiza la celebración en honor al Señor de los Milagros. “Donde va al extranjero un peruano está el Señor de los Milagros. Es una creencia, una fe que tenemos desde muy chicos. Hemos nacido con eso la mayoría de los peruanos. Ahora con el transcurso de los años pues hay gente chilena y del extranjero que también se ha unido a esa celebración”, explicó Evelyn Ponte, integrante de la Hermandad del Señor de los Milagros de Santiago de Chile.

Celebración del Día de la Interculturalidad

El 25 de octubre se conmemoró el “Día de la Interculturalidad en la UC”. En el auditorio de la Facultad de Historia, Geografía y Ciencia Política del campus San Joaquín, el rector Ignacio Sánchez, reflexionó sobre la importancia de la interculturalidad en la casa de estudios: “Quisiera hacer la invitación a que se abran a vivir una experiencia transformadora en cuanto a su capacidad de escucha, en las disposiciones de integrar nuevos conocimientos y un aprendizaje mutuo entre distintas culturas”.

“Estaremos así contribuyendo al desarrollo de una comunidad universitaria más amplia, más diversa, y a una sociedad plural, sin prejuicios, rica en valores y culturalmente más diversa”, indicó la autoridad académica. En la ocasión, el rector entregó palabras positivas hacia el profesor Roberto González, quien ha dirigido el Programa Interculturalidad UC que está cumpliendo su primer año.

Por su parte, Roberto González se refirió al Programa Interculturalidad UC, que tiene como objetivo principal promover un cambio cultural reflexivo, sostenible y perdurable en nuestro entorno universitario, que contribuya a reconocer y valorar la interculturalidad como un aspecto central en el quehacer de la comunidad universitaria.

Contó que acordar una definición de interculturalidad fue un tremendo desafío:

Está la idea de reconocimiento de los derechos comunes inherentes a todo ser humano, independientemente de su origen, reconociendo su origen étnico, su pueblo, su edad, pero también está la noción de poder aprender a reconocernos y tener la oportunidad de encontrarnos porque creemos que es la base de lo que distingue a otros enfoques que están en el mundo de los interculturales, que es más bien la multiculturalidad, donde se reconoce la diversidad y hay aprendizaje.

 

Últimas Publicaciones

Hoy, 24 de mayo, se celebra el “Día de oración por la Iglesia en China”, fecha que el Papa Francisco recordó en el video mensaje enviado a un congreso recientemente celebrado en Roma: se cumplen cien años desde el primer y único concilio celebrado en la potencia asiática; ocasión que reflota los esfuerzos desde el Vaticano y a la vez expone la velada realidad de la situación de los católicos en China.
Presentamos el primer número 2024 de Revista Humanitas, ya disponible en www.humanitas.cl y en distribución para nuestros suscriptores. A continuación compartimos el editorial del director, Eduardo Valenzuela, y el sumario de los principales artículos.
El artículo que presentamos a continuación corresponde al aporte del sacerdote jesuita Jacques Servais en el Simposio Internacional “Para una teología fundamental del sacerdocio”, realizado en Roma entre el 17 y el 19 de febrero del año 2022, del cual revista Humanitas f ue uno de los auspiciadores. Las actas del seminario han sido publicadas en español en dos tomos con la totalidad de las ponencias y perspectivas complementarias. Agradecemos al Centre de Recherche et d’Anthropologie des Vocations por permitir la publicación de este artículo y poner a disposición del público los libros a través de la página web de Publicaciones Claretianas.
Revistas
Cuadernos
Reseñas
Suscripción
Palabra del Papa
Diario Financiero