Tras la invasión rusa, la solidaridad con el pueblo ucraniano ha estallado en el mundo y el Papa ha promovido una jornada para estar cerca de su sufrimiento. A su vez, el Santo Padre ha realizado diversos gestos públicos a favor de la paz, como una conversación de media hora con el embajador ruso ante la Santa Sede en su propia embajada, un llamado al arzobispo mayor Sviatoslav Shevchuk, jefe de la Iglesia greco-católica ucraniana, y un llamado al presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, para expresar “su más profundo dolor por los trágicos acontecimientos que están teniendo lugar en nuestro país”.

A continuación, recopilamos algunos de los gestos más importantes de la última semana.

“Tengo un gran dolor en el corazón por el empeoramiento de la situación en Ucrania. A pesar de los esfuerzos diplomáticos de las últimas semanas se están abriendo escenarios cada vez más alarmantes”. Lo afirmaba el Papa al final de la audiencia general del último miércoles de febrero. La escalada de tensiones en Ucrania preocupaba al Santo Padre, quien, durante la última semana, había realizado diversos llamados a solucionar pacíficamente los conflictos y a orar por la paz en dicha región.

Durante la audiencia del miércoles exhortó a los líderes políticos del mundo:

Quisiera hacer un llamamiento a los responsables políticos para que hagan un serio examen de conciencia ante Dios, que es Dios de la paz y no de la guerra; que es el Padre de todos, no sólo de algunos, que quiere que seamos hermanos y no enemigos. Ruego a todas las partes implicadas que se abstengan de llevar a cabo cualquier acción que pueda causar aún más sufrimiento a las poblaciones, desestabilizando la convivencia entre las naciones y desprestigiando el derecho internacional.

Y a continuación extendió su llamado a todos, “creyentes y no creyentes” invitándolos a que se unan a una jornada de oración y ayuno por la paz el próximo 2 de marzo, miércoles de ceniza.

El jueves 24 de febrero, sin embargo, lo que se temía sucedió y el mundo está siendo testigo de una nueva guerra: Rusia lanzó operaciones militares en territorio ucraniano, declarando su intención de proteger el Donbás.

El viernes 25 el Papa fue a llamar a la puerta de la sede diplomática de la Federación Rusa en Via della Conciliazione. Ahí se reunió con el embajador de la Federación Rusa ante la Santa Sede, Alexander Avdeev, para expresarle su preocupación ante la guerra en Ucrania tras los ataques militares iniciados por Rusia. Además, el Papa telefoneó al arzobispo mayor de Kiev-Halyč de la Iglesia greco-católica ucraniana, Sviatoslav Shevchuk, pidiendo información sobre la situación en Kiev y en Ucrania y expresando su voluntad de hacer todo aquello que está en sus posibilidades. El Papa agradeció a la Iglesia greco-católica ucraniana su cercanía al pueblo, su decisión de estar al lado de la gente y colocar a su disposición los sótanos de la Catedral de Kiev, que se han convertido en un verdadero refugio. Finalmente, aseguró sus oraciones e impartió una bendición al sufriente pueblo ucraniano.

Imagen 1

Tweet del Papa en lengua ucraniana recordando Fratelli tutti: “Toda guerra deja nuestro mundo peor de lo que lo encontró. La guerra es un fracaso de la política y de la humanidad, una rendición vergonzosa, una derrota frente a las fuerzas del mal”

El sábado el Papa sostuvo una conversación telefónica con el presidente ucraniano Volodymyr Zelenski. Así lo confirmó el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni. La conversación tuvo lugar mientras siguen llegando noticias dramáticas del frente de guerra y suceden batallas en las calles de Kiev. La embajada de Ucrania ante la Santa Sede informó en un tuit que Francisco expresó "su más profundo dolor por los trágicos acontecimientos que están teniendo lugar en nuestro país".

Por su parte, el arzobispo mayor de la Iglesia greco-católica ucraniana, Mons. Sviatoslav Shevchuk, publicó un video mensaje pidiendo solidaridad a la comunidad internacional e invitando a no permanecer callados “porque la palabra salva, la palabra construye paz. El silencio y la indiferencia matan”.

Shevchuk, que se encuentra en un búnker subterráneo debajo de la catedral de Kiev con varias familias, prometía que el domingo, cuando la gente no pueda ir a la iglesia, “la Iglesia vendrá a la gente”. “Nuestros sacerdotes descenderán a la clandestinidad, descenderán a los refugios antiaéreos y allí celebrarán la Divina Liturgia”, dijo. “¡La iglesia está con su gente! La iglesia de Cristo lleva al Salvador Eucarístico a quienes están pasando por momentos críticos en su vida, que necesitan la fuerza y la esperanza de la resurrección”.

Después de haber rezado la oración del Ángelus este domingo 27 de febrero, junto a los fieles reunidos en la plaza de San Pedro, el Papa renovó una vez más su incansable llamamiento por la paz, oró por la paz en Ucrania. Como viene haciendo desde el inicio de su pontificado al hablar de este conflicto, el Papa se negó a nombrar a Rusia como agresor, hablando sólo de Ucrania y pidiendo la paz para el país. "¡Que callen las armas! Dios está con los que hacen la paz, no con los que usan la violencia”. A su vez llamó a no olvidar otros conflictos en curso en todo el mundo, nombrando a Yemen, Siria y Etiopía.

Este lunes el cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, fue entrevistado por cuatro periódicos italianos (Il Corriere della Sera, La Repubblica, La Stampa e Il Messaggero). En la entrevista confirmó lo que muchos sospechaban: la Santa Sede está "dispuesta a facilitar las negociaciones entre Rusia y Ucrania". El prelado pidió que se evite cualquier escalada militar, que se detengan las bombas y que se abran las negociaciones, para las que "nunca es demasiado tarde".

A su vez renovó la apremiante invitación que hizo el Santo Padre durante su visita a la embajada rusa ante la Santa Sede, de detener los enfrentamientos y volver a las negociaciones. Para ello recordó las palabras de Pío XII el 24 de agosto de 1939, pocos días antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial: "Que los hombres vuelvan a comprenderse. Reanuden la negociación. Negociando con buena voluntad y con respeto de los recíprocos derechos descubrirán que las negociaciones sinceras y activas nunca están excluidas de un éxito honorable".

 

Últimas Publicaciones

“El amor familiar: vocación y camino de santidad” es el tema elegido por el Papa Francisco para el Encuentro Mundial de las Familias. El Encuentro fue organizado por la diócesis de Roma y el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida y tuvo lugar en Roma entre los días 22 y 25 de junio.
Mientras haya un ser humano que se movilice día a día, mientras haya esperanza y nostalgia, el mundo podrá ser cada día mejor. Compartimos esta reflexión de monseñor Fernando Chomalí sobre la esperanza y la opción creyente en la vida cotidiana.
El domingo, en la ciudad de Owo, en el suroeste de Nigeria, un número desconocido de hombres armados ingresó a la iglesia de San Francisco durante la misa de Pentecostés. Dispararon contra los asistentes, matando a entre 25 y 50 de ellos, incluyendo niños. El lugar hasta ahora no se había visto afectado por la inseguridad y la violencia que afecta en general al norte y al centro del país.
Revistas
Cuadernos
Reseñas
Suscripción
Palabra del Papa
Diario Financiero