Más de 400 mil contagios diarios tienen al país convertido en el epicentro del Covid19.

De la noche a la mañana, millones de trabajadores debieron volver a sus hogares y dejar sus trabajos para guardar la cuarentena que imponía el gobierno. El colapso fue total, ese 24 de marzo de 2020 y los días siguientes, desde las grandes ciudades miles de personas caminaban para llegar a sus aldeas, las mismas que habían dejado para buscar trabajo en las metrópolis.

India, como muchos otros países, hacía frente a la pandemia del Covid19 con restricciones a la movilidad. Cerró escuelas, comercio, buses y trenes. Y un año más tarde enfrenta el problema con aún mayores dificultades.

La segunda ola los ha golpeado con fuerza. Malas decisiones que permitieron mítines políticos y celebraciones de grandes fiestas religiosas hicieron que los contagios se dispararan a números difíciles de comprender. Y es que en la poblada India, las cifras son inconmensurables. 

Desde Calcuta, la hermana Christin Joseph dice a la fundación Ayuda a la Iglesia que Sufre (ACN): "Hay un flujo interminable de decenas de miles de personas tratando de regresar a pie a sus pueblos de origen, algunos de los cuales están a más de 1000 km de distancia, con ellos viajan sus hijos y sus pertenencias. Todo el transporte ha sido detenido, excepto los servicios esenciales, ya que las autoridades luchan por contener el virus".

"La incierta situación de la pandemia está afectando a la India con dolor, sufrimiento y ansiedad." "No sabemos cómo se desarrollará el próximo día. Sólo nuestra fe nos hace seguir adelante"", explica Mons. Anil Couto, arzobispo de Delhi.

El trabajo pastoral en estos tiempos de crisis es esencial. Desde el comienzo de la pandemia en 2020, la diócesis intentaba llegar a su gente con visitas a las familias, bendición de casas, apoyo en tiempos de enfermedad y muerte, misas en línea y reuniones parroquiales periódicas. Justo ahora, con la nueva ola de Covid 19, vuelven al modelo virtual y sesiones online.       

El Arzobispo agradece a todos nuestros benefactores su solidaridad con la Iglesia necesitada y que ahora sufre debido al Covid 19: ""¡Por favor, sigan así! Su preocupación y su amor nos dan la fuerza para seguir adelante y ser testigos valientes de la Buena Noticia de Nuestro Señor Jesucristo".  

La fundación ACN apoya activamente a la Iglesia local con unos 27 proyectos para ayudar a los sacerdotes y religiosas de la India, para que puedan continuar con su trabajo en estos tiempos de COVID. 

Ejemplo de ello son las Hijas de Santa Ana en Odisha (al este de la India), que ayudan en parroquias para proporcionar salud y educación, especialmente a los niños. También trabajan con comunidades indígenas. Pero a causa del coronavirus han debido detener algunos de los servicios que prestaban y por los que recibían modestos salarios. El arzobispo John Barwa de Cuttack-Bhubaneswar le dijo a ACN que las religiosas "están consumiendo algunas verduras que es todo lo que tienen para comer. No hay certeza cuándo retomarán la pastoral y otros servicios donde generan algunos ingresos para su supervivencia". ACN respondió ayudando a 

que las hermanas subsistan y colaboren con sus comunidades durante este período. No son las únicas. 

En toda la India hay unas 85.000 pequeñas comunidades cristianas, que ayudan a profundizar la fe de la gente. La hermana Christin relata: “Las pequeñas comunidades cristianas están respondiendo a esta situación con miles de iniciativas sencillas. Sin dejar de adherir a las medidas impuestas, ellos están buscando a los necesitados y dándoles comida. Ayudan a todos: católicos, protestantes, hindúes, musulmanes, sin discriminación alguna”.

La hermana Christin agrega: “Estoy extremadamente agradecida con ACN por la ayuda que nos han dado durante tantos años apoyando y sustentando nuestras Pequeñas Comunidades Cristianas. Estoy segura que los benefactores de ACN nunca podrían haber imaginado que ahora, su ayuda sería una fuente de consuelo durante la crisis del coronavirus. Pero la tragedia es grave. India necesita sus oraciones. Por favor no se olviden de nosotros! ¡Y que Dios los bendiga a todos!” 

Puedes ayudar a los sacerdotes y religiosas en India en www.acn-chile.org o haciendo una transferencia en la cta. cte. 11175-9 del Banco Santander, a nombre de Ayuda a la Iglesia que Sufre, RUT 73.537.400-1, mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., asunto: India

Un llamado en primera persona

 

La hermana Christin Joseph, del Convento de la Santa Cruz en Calcuta (la India) pide a los amigos y benefactores de ACN que oren por su tierra natal, gravemente afectada por la pandemia del COVID. La Hna. Christin es socia de proyectos de ACN desde hace años: es una de las coordinadoras de las Pequeñas Comunidades Cristianas, grupos de oración de base cuyos miembros intentan vivir el Evangelio en su vida diaria. ¡Unámonos en oración por la India!

Magdalena Lira V., directora de ACN Chile, señala: Poco antes de la pandemia tuve la oportunidad de visitar India, como parte de una delegación de ACN. Queríamos conocer en terreno el trabajo de la Iglesia con "los más pobres de entre los pobres", como decía Santa Teresa de Calcuta. Sólo al estar allá, comprendimos la profundidad de esta frase.

En India el 60% de los cristianos son dalits o "intocables". Viven en una pobreza extrema, son ignorados, marginados por la sociedad, sin oportunidades ni aspiraciones... Los sacerdotes y religiosas están con ellos realizando una labor heroica.

Cuesta imaginar cómo atraviesan ellos esta pandemia... La hermana Christine, a quien conocimos en Calcuta, trata de poner palabras a esta tragedia: "El pánico es palpable. Pacientes desesperados hacen fila en los hospitales de las principales ciudades, esperando camas y oxígeno. La gente muere por falta de oxígeno".

Si en Chile la situación es difícil, imagínense cómo la están enfrentando en India. Allá las medidas mínimas de autocuidado, para millones, son prácticamente imposibles de realizar.

En nombre de esos sacerdotes y religiosas que me tocó conocer en el viaje les pido su oración y su ayuda. Ellos no tienen los medios para enfrentar solos esta pandemia... Están cansados y angustiados pero a pesar de todo no pierden la fe. Sus esperanzas están puestas en Dios y en nosotros.

Últimas Publicaciones

La Comisión independiente sobre los abusos sexuales en la Iglesia (CIASE) ha publicado recientemente su Informe llamado Les Violences sexuelles dans l’Eglise catholique. France 1950-2020. Compartimos a continuación un breve análisis del informe, sus estimaciones, conclusiones y propuestas.
Bajo el lema “Educar es un acto de esperanza” se realizó, el pasado 12 y 13 de octubre, el Congreso UC de Educación Católica que invitó a tener un diálogo profundo sobre el sentido de la educación.
Durante su pontificado, Francisco ha mencionado repetidamente que la sinodalidad es un camino principal en la vida de la Iglesia. Los procesos sinodales apuntan a desarrollar la comunión, esencia eclesial, aportando al diálogo profundo y a la escucha del Pueblo de Dios.
Revistas
Cuadernos
Reseñas
Suscripción
Palabra del Papa
Diario Financiero