El pasado 13 de mayo, 443 días después de que Rusia lanzara una guerra contra Ucrania, el Papa Francisco recibió al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky en el Vaticano. Se trata del primer encuentro entre ambos desde que comenzó la guerra.

"Gracias por esta visita", dijo Francisco dándole la bienvenida al presidente ucraniano en el Aula Pablo VI. Sentados frente a frente, iniciaron su conversación, en presencia de un intérprete. El director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni, informó a los periodistas acreditados que

los temas de la conversación versaron sobre la situación humanitaria y política en Ucrania provocada por la guerra en curso. El Papa aseguró su oración constante, atestiguada por sus numerosos llamamientos públicos y su continua invocación al Señor por la paz desde febrero del año pasado. Ambos coincidieron en la necesidad de continuar los esfuerzos humanitarios para apoyar a la población. El Papa hizo especial hincapié en la urgente necesidad de ‘gestos de humanidad’ hacia las personas más frágiles, las víctimas inocentes del conflicto.

Según la oficina de prensa del Vaticano, el Papa y el presidente hablaron en privado durante 40 minutos antes de que se les uniera el séquito de Zelensky para la entrega de regalos.

El presidente entregó al Papa un póster, parecido a un icono mariano, pero con una figura oscura donde normalmente estaría el Niño Jesús. Titulado "Pérdida 2022-58", conmemora a los 243 niños que murieron durante los primeros 58 días de la guerra, decía una explicación adjunta. Además, Zelensky regaló al Papa un collage pintado sobre la placa abollada por las balas del chaleco antibalas de un soldado.

El Papa Francisco regaló al presidente una rama de olivo de bronce. La nota que la acompañaba hacía referencia a la historia bíblica de Noé y el diluvio, refiriéndose a la rama de olivo como símbolo de paz y de renovación tras la destrucción.

Tras reunirse con el Papa, Zelensky y su séquito se entrevistaron también con el arzobispo Paul R. Gallagher, ministro de Asuntos Exteriores del Vaticano. El cardenal Pietro Parolin, secretario de estado del Vaticano, se encontraba fuera de la ciudad.

Zelensky, en un tweet después de la reunión, dijo que estaba agradecido por la “atención personal del Papa a la tragedia de millones de ucranianos” y dejo que pidió al Papa “que condene los crímenes rusos en Ucrania. Porque no puede haber igualdad entre la víctima y el agresor”.

La neutralidad del Vaticano

Esa misma mañana, en un discurso a los nuevos embajadores en el Vaticano, el Papa Francisco abordó indirectamente las críticas, incluidas las de muchos ucranianos, a sus intentos de no demonizar y aislar a Rusia.

Al no tener "fines políticos, comerciales o militares", dijo el Papa, el Vaticano actúa en la escena mundial "mediante el ejercicio de una neutralidad positiva. Lejos de ser una 'neutralidad ética', especialmente ante el sufrimiento humano, esto proporciona a la Santa Sede una cierta posición en la comunidad internacional que le permite ayudar mejor en la resolución de conflictos y otros asuntos".

Francisco incluso de ha referido a Putin como un "hombre de cultura" con quien una vez discutió literatura. A su vez que ha sugerido que la invasión rusa puede haber sido provocada en parte por "ladridos de la OTAN a la puerta de Rusia", y ha criticado el flujo occidental de armas a Ucrania por exacerbar el conflicto.

El presidente de Ucrania y miembros de su gobierno han invitado repetidamente al Papa Francisco a visitar Kiev, pero el Papa ha dicho sistemáticamente que no visitaría la capital ucraniana a menos que también pudiera visitar Moscú en una misión de paz, en un esfuerzo por no ser visto como tomando partido. Las autoridades rusas siguen afirmando que no es el momento adecuado.

Fórmulas de paz

Zelensky también tuiteó que había hablado con el Papa "sobre nuestra 'fórmula de la paz 'como único algoritmo eficaz para lograr una paz justa", y dijo que le había pedido que la apoyara. Entre otras cosas, la fórmula insiste en la retirada de las fuerzas rusas de todo el territorio ucraniano y propone que Rusia pague reparaciones por los daños infligidos a las infraestructuras ucranianas.

Dos semanas antes de este encuentro el Santo Padre había dicho a los periodistas que la Santa Sede está trabajando en un proyecto relacionado con la paz entre Rusia y Ucrania, pero no podía hablar de ello todavía. "Hay una misión en marcha que todavía no es pública; cuando lo sea, les hablaré de ella", afirmó el 30 de abril. Desde el principio, el Vaticano bajo su liderazgo ha aspirado a ayudar a mediar en un final negociado de la guerra.

Funcionarios ucranianos y rusos negaron saber nada al respecto. Pero el cardenal Parolin, secretario de estado del Vaticano, insistió en que sí lo sabían. Y, en declaraciones a los periodistas el 10 de mayo, afirmó que se estaban haciendo progresos, "pero, por supuesto, a nivel confidencial".

El Papa Francisco ha dicho que el Vaticano ha participado con éxito en la mediación de intercambios de prisioneros de guerra entre Ucrania y Rusia y, a finales de abril, cuando el primer ministro ucraniano Denys Shmyhal visitó al Papa en el Vaticano, pidió la ayuda del Vaticano para devolver a Ucrania a los niños llevados por la fuerza a Rusia.

El sitio web "Niños de la guerra" del gobierno ucraniano afirma, a fecha de 13 de mayo, que 19,393 niños habían sido sacados a la fuerza de Ucrania y llevados a Rusia.

Zelensky, en su tweet, afirmó que también habló con el Papa "sobre decenas de miles de niños ucranianos deportados. Debemos hacer todo lo posible para devolverlos a casa"

Fiesta de Nuestra Señora de Fátima

Unas horas antes de que el Papa Francisco diera la bienvenida a Zelensky al Vaticano, un mensaje en la cuenta de Twitter del Papa Francisco decía: "Que la #VirgenDeFátima, Madre de Jesús y madre nuestra, nos ayude a construir vías de encuentro y senderos de diálogo hacia la paz, y nos dé el valor de emprenderlos sin demora".

Y es que el 13 de mayo es la fiesta de Nuestra Señora de Fátima, aniversario del día de 1917 en que tres niños portugueses dijeron haber visto a María por primera vez. En las apariciones mensuales, que continuaron hasta el 13 de octubre de 1917, María animó a los niños a rezar por la paz y, según dijeron, por la conversión de Rusia.

El Papa Francisco, en su audiencia general del 3 de mayo, dijo: "Recuerdo la petición de la Virgen de Fátima a los tres niños pastores: 'Rezad todos los días el rosario por la paz en el mundo y el fin de la guerra.' Yo también les pido que recen el rosario por la paz".

Motivado por las profecías de Fátima, el Papa Francisco pidió a los obispos del mundo que se unieran a él el 25 de marzo de 2022 para consagrar Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón de María.

 

Fuentes: Vatican News, Angelus Español

Últimas Publicaciones

Los estudiantes y profesores representantes de 56 colegios se congregaron el martes 28 de mayo en el campus San Joaquín de la UC para reflexionar sobre cómo hacer un Chile más justo y santo desde la realidad de cada uno, en el encuentro Somos Iglesia. Durante la jornada también pudieron conocer los proyectos que ofrece la Pastoral UC, además de conversar sobre la vocación y el futuro.
Hoy, 24 de mayo, se celebra el “Día de oración por la Iglesia en China”, fecha que el Papa Francisco recordó en el video mensaje enviado a un congreso recientemente celebrado en Roma: se cumplen cien años desde el primer y único concilio celebrado en la potencia asiática; ocasión que reflota los esfuerzos desde el Vaticano y a la vez expone la velada realidad de la situación de los católicos en China.
Revistas
Cuadernos
Reseñas
Suscripción
Palabra del Papa
Diario Financiero