Comienzan las misiones y trabajos UC 2020.

Durante 10 días, estudiantes universitarios y secundarios recorrerán localidades de Arica a Punta Arenas de la mano de los proyectos de la Pastoral UC, Capilla País, Misión País y Siembra UC, con el propósito de entregar su testimonio de fe y construir espacios de encuentro con la comunidad.


“Nos damos cuenta de cómo en estos momentos vivimos una situación fuerte, desafiante, pero si nosotros consideramos a Jesús y a los primeros cristianos, la situación era más o menos la misma: era un grupo pequeño, en medio de una sociedad violenta, en medio de una sociedad que vivía de la corrupción, de la lujuria, de los vicios… y ahí estaba ese grupo de hombres y de mujeres que vivían de otra manera. ¿Y eso por qué? Porque encontraron a Cristo y lo siguieron, al igual como nosotros encontramos a Cristo y lo seguimos. Y el gozo de ese encuentro es lo que queremos comunicar a los demás”. 

Con esas palabras monseñor Celestino Aós, nuevo arzobispo de Santiago, instó en la misa de envío a los 1.500 jóvenes voluntarios de los proyectos Capilla País, Misión País y Siembra UC, que el pasado sábado 4 de enero partieron a recorrer Chile, a que sean agentes de cambio, y que con valentía y alegría salgan al encuentro de las comunidades en estos días de misiones y trabajos.

Por lo mismo, es que los voluntarios de los tres proyectos de la Dirección de Pastoral y Cultura Cristiana de la Pontificia Universidad Católica de Chile llegaron desde muy temprano el sábado pasado al campus San Joaquín llenos de expectativas y entusiasmo por hacer de estas vacaciones, no solo una oportunidad para descansar, sino también para forjar comunidades cristianas y servir a los más necesitados.

Y es que ante la crisis que se vive actualmente en Chile, tras el estallido social del pasado 18 de octubre, han sido muchos los jóvenes que se han sentido llamados a “hacer algo” por el país y responder al llamado del Papa Francisco, quien en diferentes oportunidades los ha exhortado a convertirse en “callejeros de la fe”, y a ser parte de una “Iglesia en salida”.

El arzobispo también destacó la importancia de ser constructores de la civilización del amor: “Ustedes tienen que amar incluso a quienes los persiguen y los calumnian; hoy en Chile este es nuestro desafío cristiano, nosotros no tenemos que amarnos solo entre nosotros, tenemos que llegar a amar también a aquellos que nos menosprecian, a aquellos que destruyen nuestras iglesias, instituciones o nuestros templos. Nosotros tenemos que ser los constructores de la civilización del amor. Y la civilización del amor se construye con amor, la civilización de la verdad se construye con verdad, la civilización de la vida se construye con vida”, enfatizó.

A través de los proyectos Capilla País, Misión País y Siembra se busca llevar testimonio de fe, construir espacios comunitarios y capillas, teniendo como énfasis la búsqueda del encuentro y el diálogo, con miras a construir un Chile mejor y más justo.

“El mensaje de Cristo es transversal a todos. Por lo mismo, queremos que todos puedan encontrarse con Él. Y el compartir con las comunidades que visitamos es súper importante y necesario para poder lograrlo. En este sentido, cada uno de los proyectos —desde lo que está haciendo— logra aportar un granito de arena para construir este encuentro, ya sea levantando, edificando las capillas, o invitando a las personas a participar de la vida en comunidad”, indicó Josefina Murillo, jefa nacional de Misión País.

Para el padre Guillermo Greene, capellán general de la Universidad Católica, la actual situación del país les ha permitido ver que “hay una profunda inquietud por volver a destacar la dignidad de cada persona, por la necesidad de que cada uno pueda vivir en un contexto de justicia y de paz”, e indicó cómo desde la fe “tenemos mucho que aportar”, buscando que tanto los misioneros como los habitantes de cada zona puedan “crecer y destacar su propia dignidad, crecer en la comunidad y en el sentido de ser familia, de construir juntos una nación mejor que viva los valores del Evangelio”. En este sentido, el rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, quien también estuvo presente en la misa de envío, manifestó que “este 2020, los tres proyectos tienen que ir fundamentalmente orientados al encuentro, a la escucha activa, a acoger, acompañar y compartir desde el corazón con cada chileno, chilena y habitante de nuestra patria”.

Asimismo, sostuvo que “cada uno de ustedes refleja el sentido de comunidad, dando un ejemplo de entrega y generosidad. Si bien van a entregar mucho de sí en estos días, van a recibir mucho más de vuelta. Y estoy seguro de que a su llegada van a volver con una fe renovada, mucho más profunda y con pasión para entregarla a los demás”.

Misión País

“Jóvenes en Cristo, seamos luz de encuentro”, es el lema con que los misioneros de Misión País buscan “trabajar por el alma de Chile” y al servicio de la Iglesia, donde los jóvenes sean agentes evangelizadores que anuncien el mensaje de Cristo en las zonas visitadas.

Esta iniciativa surgió en el año 2004, luego de que varios jóvenes tomaran conciencia del compromiso que había para transmitir a Cristo a los demás. Desde sus inicios, el proyecto ha buscado responder a las necesidades de la Iglesia chilena, prestando ayuda a las diócesis del país, siempre de la mano de la Virgen del Carmen, su patrona y modelo misionero.

María Jesús Poblete, jefa de zona de Misión País en Nacimiento (sur de Chile), destaca que esta experiencia significa “ayudar más que nunca a la comunidad de Nacimiento, que ha vivido momentos muy difíciles. Por eso, hoy es necesario que nos unamos y llevemos el mensaje de esperanza como jóvenes. Estoy muy convencida de que a pesar de todo Dios está muy presente y sin Él no podemos seguir adelante”.

Este proyecto busca hacer de Chile un país más unido, más fraterno y más santo. Por lo mismo, es que está al servicio de la Iglesia, anunciando el Evangelio en todas las diócesis; Misión País trabaja y misiona en pequeños poblados de todas las regiones de Arica a Punta Arenas, sirviendo mediante el trabajo que se hace con cada una de las comunidades visitadas.

Esta tarea se hace en conjunto con el párroco de la zona, ya que, sin su apoyo y conocimiento de cada localidad, sería casi imposible llevar a cabo la iniciativa. Asimismo, es esencial contar con el apoyo de una persona que conozca de cerca cada zona y su situación para saber su extensión territorial, si es que hay pueblos originarios, las consideraciones para mantener el respeto por el lugar, entre otros.

Durante los años, Misión País se ha dado cuenta de la importancia de dar continuidad al trabajo realizado durante los diez días del verano, por lo que se creó la “Misión Permanente”, en la que se invita a los voluntarios a generar lazos duraderos con las personas de las comunidades de las zonas de misión en La Bandera, Villa Lourdes y El Bosque.

Capilla País

Bajo el lema “Construyamos una Iglesia al encuentro de todos”, Capilla País salió al encuentro de 15 comunidades de Chile, en las que se construirán capillas en periferias urbanas donde el crecimiento demográfico de las ciudades ha aumentado considerablemente, pero la Iglesia no se ha podido expandir con la misma velocidad. Esto, además de compartir una experiencia de encuentro con las comunidades visitadas.

Para Gregorio Prieto, jefe general del proyecto, el objetivo no es solamente construir capillas, sino que lugares de encuentro. “Hoy más que nunca queremos ser una respuesta al llamado del papa de salir a las periferias, construyendo espacios de encuentro donde las comunidades puedan juntarse, dialogar y fortalecer sus vínculos. Esto se resume en nuestro lema, ya que como jóvenes queremos construir una iglesia al encuentro de todos”, dijo.

Para dar con la idea de las capillas y el modelo a construir, el año 2014 se hizo un llamado a concurso dentro de la Universidad Católica, en el que fue seleccionado un diseño realizado por miembros y estudiantes de la Facultad de Arquitectura UC, y cuyo propósito fue construir 50 capillas teniendo como foco una futura visita del Papa a Chile, objetivo e instancia que se concretaron en enero de 2018. Las primeras construcciones se realizaron en enero del 2015 bajo el lema “Construir una Iglesia al encuentro de todos”.

La oración, comunidad y construcción, son los pilares que guían esta iniciativa de jóvenes universitarios, que durante diez días de sus vacaciones de verano llevan a cabo la construcción de estas capillas.

Una vez concluida la primera etapa, de las 50 capillas construidas y entregadas simbólicamente al Papa Francisco, el año 2018 se llamó nuevamente a concurso para la creación de un modelo de capilla que tuviera un carácter representativo importante —que se viera como una iglesia—, que llamara al recogimiento y a la oración, además de ser abordable y adaptable a los distintos climas de Chile.

Este verano, se trabaja en 15 zonas a lo largo y ancho del país, donde se están construyendo estos espacios de encuentro. “Nosotros no solo estamos construyendo capillas, sino que estamos construyendo Iglesia, ayudando de esa manera a que las comunidades puedan encontrarse entre ellos y también con Dios”, señaló el jefe general de Capilla País. 

Dentro de los desafíos a largo plazo es seguir aportando a la constitución de comunidades en torno a un espacio donde puedan celebrar y fortalecer su fe.

Siembra UC

Siembra es una iniciativa que trabaja con voluntarios escolares y universitarios para integrar las voluntades de ambas edades y generar un espacio de encuentro donde los universitarios puedan formarse para, a su vez, capacitar a los más jóvenes. 

Este proyecto se lleva a cabo en invierno, pero este año —a petición de los mismos estudiantes— por primera vez se realiza “Siembra Verano”, donde los voluntarios están visitando diferentes zonas de la diócesis de San Felipe, bajo el lema “Con alegría y autenticidad, doy el sí a la santidad”.

Esta iniciativa nace en 2003, tras la inquietud de un grupo de jóvenes de integrar las voluntades de escolares y universitarios para trabajar juntos por Chile y su Iglesia. De esa manera, se organizan para sacar adelante las misiones de invierno, que cada año convocan a más de 500 alumnos de III° y IV° Medio, para entregar diez días de sus vacaciones al servicio de Dios y el prójimo.

Este verano, se ha definido poner un énfasis especial en el encuentro y en el "sí" hacia los demás. “Queremos ayudar a generar espacios de encuentro, tan necesarios hoy por hoy en nuestro país, seguir trabajando con las comunidades e ir viendo las necesidades que surjan en cada una de ellas”, expresó José Joaquín Cruz, jefe general de Siembra UC.

Últimas Publicaciones

El evento se realizó en la Pontificia Universidad Católica de Chile y contó con la presencia de 300 asistentes, provenientes de cien organizaciones de la sociedad civil comprometidas en el desarrollo del diálogo y el encuentro en Chile.
La Asamblea Eclesial de América Latina y El Caribe, celebrada en noviembre de 2021 en México, fue un acontecimiento de gran relevancia para la Iglesia latinoamericana y también para la Iglesia universal, puesto que inauguró, de un modo casi experimental, una nueva forma de caminar eclesial y de recepción del Concilio Vaticano II. Tras un año de haberse celebrado, la presidencia del CELAM entregó al Papa un documento con las reflexiones y propuestas pastorales que de ahí surgieron.
En muchos lugares del mundo, los cristianos son perseguidos y acosados más que cualquier otra religión: sacerdotes son asesinados, los fieles son secuestrados, las iglesias son profanadas y comunidades enteras son obligadas a huir. La última edición del informe “¿Perseguidos y olvidados?” de la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia que Sufre (ACN) examina la situación en 24 países, donde se han encontrado pruebas de graves violaciones a la libertad religiosa.
Revistas
Cuadernos
Reseñas
Suscripción
Palabra del Papa
Diario Financiero