Ver índice de catequesis sobre el Padre Nuestro


Queridos hermanos y hermanas:

Iniciamos hoy un nuevo ciclo de catequesis centradas en el “Padre nuestro”. Los evangelios nos presentan a Jesús como un hombre que rezaba. Si bien experimentaba la urgencia de predicar y de salir al encuentro de la multitud, buscaba momentos de soledad para rezar.

El Evangelio de san Marcos nos narra una jornada de Jesús, en la que pasó todo el día predicando y curando enfermos, sin embargo, la noche la dedicó a la oración. Para él, la oración era entrar en la intimidad con el Padre, que lo sostenía en su misión, como sucedió en Getsemaní, donde recibió la fuerza para emprender el camino de la cruz. Toda su vida estaba marcada por la oración, tanto privada como litúrgica de su pueblo. Esa actitud se ve también en sus últimas palabras en la cruz, que eran frases tomadas de los salmos.

Jesús rezaba como cualquier hombre, pero su modo de hacerlo estaba envuelto en el misterio. Esto impactó a sus discípulos y por eso le pidieron: «Señor, enséñanos a rezar». Jesús se convirtió así en maestro de oración para ellos, como quiere serlo también para nosotros.

Continuar a la próxima catequesis

 


Saludos:

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española venidos de España y Latinoamérica. Los animo a pedir a Dios como hicieron los discípulos: «Señor, enséñanos a rezar», para que nuestra oración no sea ni rutinaria ni egoísta, sino encarnada en nuestra vida y que sea agradable a nuestro Padre del cielo.

Que Dios los bendiga. Muchas gracias.


Fuente: Vaticano

Últimas Publicaciones

A once meses del comienzo de la guerra entre Rusia y Ucrania, y en el año en que se conmemora el 50avo aniversario del Golpe de Estado en Chile, el autor invita a reflexionar sobre las distintas formas en que se articula –y desarticula– la tan necesaria paz. Para que la paz se realice es necesario luchar, pero sobre todo soñar. Nelson Mandela
Al menos doce sacerdotes y cinco religiosas fueron asesinados en 2022 en el ejercicio de su misión pastoral. Nigeria fue uno de los países más peligrosos para servir a la Iglesia, pero también en China y Nicaragua se dieron muchos casos de vejaciones.
Entre los días 31 de enero y 5 de febrero el Papa Francisco visitará la República Democrática del Congo y Sudán del Sur, un viaje que estaba previsto para julio del año pasado y que se tuvo que posponer por solicitud de los médicos. No obstante en aquella ocasión el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, visitó Kinshasa y Juba como muestra de la solidaridad del Pontífice con las queridas poblaciones africanas.
Revistas
Cuadernos
Reseñas
Suscripción
Palabra del Papa
Diario Financiero