R Reseñas

Mi Espíritu se Regocija. Diario y pensamientos de cada día

Autor: Elisabeth Leseur
Causa Elisabeth Leseur. Buenos Aires, 2001. 256 págs.


leer papel digital

Diario y pensamientos de cada día (original en inglés: My spirit rejoices) contiene cuatro obras de Elisabeth Leseur que su esposo Félix llama “la historia de un alma”. Estas obras fueron escritas por Elisabeth y destinadas solo a ella. Contienen pensamientos privados de su corazón durante un período de trece años que concluyó antes de su muerte, en 1914. La introducción fue escrita por un esposo orgulloso, cuya propia vida y fe fueron transformadas por los escritos de su esposa, los que le fueron revelados después de ella morir. Félix proporciona una breve biografía de la vida de Elisabeth y una idea del sufrimiento que ella padeció. Aunque el valor del sufrimiento es un tema recurrente en sus escritos, particularmente en el poder que este tiene para unirla a Cristo, también escribe extensamente sobre el llamado al amor. Ella cree que su apostolado es el amor a la humanidad a través de actos de caridad que la Divina Providencia pondría en su camino.

Las cuatro obras que se incluyen son El diario, el Libro de resoluciones, Pensamientos diarios y Testamento espiritual, y están en orden cronológico. El diario es un derramamiento de sus pensamientos espirituales más profundos y no existe en él una consistencia en el tiempo o las razones por las que escribe. Este fue hecho en dos secciones en un período de diez años, la primera cubre los años 1899-1906 y la segunda 1911-1914. Resulta difícil leer El Diario sin detenerse, debido a la riqueza de sus pasajes, llenos de reflexiones sobre los evangelios u otros escritos que la inspiraron.

En la primera sección, el Diario incluye varios momentos de importancia en la vida de Elisabeth. Entre ellos está el derramamiento de sus oraciones por la conversión de su esposo, la consagración de su alma a Dios, su apostolado y la importancia de las virtudes que se esfuerza por perfeccionar en sí misma, particularmente la caridad. Incluye también una colección de oraciones íntimas para la curación de su hermana. Tras la muerte de su hermana escribe sobre sus “profundidades de angustia y tristeza”, las que, no obstante, no alcanzan el lugar central que ocupa en su alma su unión con Dios.

La segunda sección de su Diario comienza después de que ella conoce al padre R.P. Herbert, O.P. quien se convertiría en un guía de su alma. En esta parte escribe más explícitamente sobre el valor de su sufrimiento y sobre su fe en la Divina Providencia. Su anotación final en el Diario se escribe unos meses antes de su muerte donde pide por la unión de su alma con las almas que ama y reafirma su fe en la comunión de los Santos.

El Libro de las resoluciones es una fuente de inspiración para cualquier persona que busque renovar su fe. Elisabeth detalla sus planes para las épocas litúrgicas especiales del año, incluyendo Adviento y Cuaresma. Ella ve cada estación y año nuevo como una oportunidad para renovar y fortalecer su fe y subraya que el foco de su vida es “instaurare Omnia en Christo” (“restaurar todas las cosas en Cristo”).

La colección de Pensamientos Diarios capta frases cortas y hermosas, así como oraciones más largas en temas de sufrimiento, caridad y amor. En consonancia con el enfoque de su vida, una de sus poderosas frases es que “Cristo debe vivir en nosotros, para que Lo podamos dar a otros.”

Finalmente, el Testamento espiritual es una carta escrita a Félix. Ella está completamente segura de su conversión y espera que con su muerte él se convierta en un discípulo de Cristo. Le pide que continúe con el apostolado de amor. Sus obras privadas tienen un atractivo universal no solo para aquellos que sufren, sino para aquellos que se sienten incomprendidos, aquellos que están afligidos y aquellos que luchan con su fe.


otros libros


Volver al índice de Humanitas 89

Revista HUMANITAS

Edificio Mide UC, oficina 316, Campus San Joaquín.
Avenida Vicuña Mackenna 4860, Macul, Santiago.