Ataques en Sri Lanka: cristianos golpeados en el día de Pascua

Según el Informe de Libertad Religiosa 2018 elaborado por ACN, "la convivencia y la unidad religiosa del país siguen siendo frágiles".

Más de 300 personas murieron y unas 500 resultaron heridas este domingo en una serie de explosiones ocurridas en varias ciudades de Sri Lanka, en un atentado atribuido a ISIS. 

Todas las explosiones ocurrieron hacia las 8.45 horas (2.30 GMT), en al menos tres hoteles de lujo en Colombo y también en tres iglesias donde se habían reunido miembros de la minoría cristiana (que suponen el 7% en ese país de mayoría budista) para celebrar la Pascua de Resurrección. Se trata de las iglesias San Sebastián en Negombo y San Antonio en Colombo (santuario más concurrido en el país asiático) y un templo evangélico en Batticaloa.

Libertad religiosa en la Sri Lanka

Según el Informe de Libertad Religiosa 2018 elaborado por ACN, la paz ha regresado a Sri Lanka tras décadas de guerra civil que terminaron en 2009 con la derrota de los Tigres Tamiles, no obstante la convivencia y la unidad religiosa del país siguen siendo frágiles. Agrega el informe:

“Los contratiempos relacionados con una serie de reformas institucionales consideradas necesarias para la paz han hecho que algunos dirigentes religiosos hayan decidido tomar las riendas de la situación. El 10 de marzo de 2017, en Colombo, la Sociedad Maha Bodhi reunió a varios de los principales líderes budistas y cristianos. Dedicada a la difusión del budismo en el sur de Asia, la sociedad ofrece un foro de diálogo entre las religiones más importantes del mundo. El venerable Bellanwila Wimalarathana Nayaka Thero, monje que lleva muchos años comprometido con iniciativas de convivencia interreligiosa, presentó una propuesta que muchos han considerado única. Intentó demostrar que, así como es papel de la Constitución establecer las condiciones necesarias para la unidad política de la nación, la convivencia religiosa es un ámbito en el que son los líderes religiosos los que deben tomar la iniciativa, diciendo:

No es a los políticos sino a nosotros, los líderes religiosos que estamos cerca de la gente, a los que se debe dar el lugar principal en el proceso de reconciliación [nacional]. Propongo la creación de un mecanismo a base de consejos religiosos en los distintos niveles: nacional, de distritos y de divisiones, que fomenten la unidad y la reconciliación nacionales.

Estas expresiones de buena voluntad no parecen ser lo suficientemente firmes para mantener la convivencia religiosa en un país aun profundamente dividido entre la mayoría cingalesa y la minoría tamil. Esta división tiene una dimensión religiosa, ya que los cingaleses suelen ser budistas, y los tamiles, mayoritariamente hindúes. La minoría cristiana, fundamentalmente católica, es la única que se encuentra tanto en la comunidad cingalesa como en la tamil, mientras que los musulmanes son considerados un grupo aparte.

En los últimos años están produciéndose incidentes de forma habitual. Los tamiles hindúes protestan porque los grupos budistas construyen templos y colocan estatuas de Buda en zonas controladas por el ejército en las provincias del norte y el este, de mayoría tamil. Los tamiles hindúes consideran que esto es una prueba de que la mayoría cingalesa quiere expandir su influencia cultural y religiosa.

Según un informe elaborado por la Alianza Evangélica Nacional Cristiana de Sri Lanka (2017), aunque la violencia contra las minorías religiosas ha descendido ligeramente en los últimos años, los extremistas siguen llevando a cabo actividades con el objetivo de «intimidarlos». La Alianza Evangélica ha registrado un total de 89 incidentes contra cristianos en 2016 y 36 en 2017 (hasta mayo de dicho año).”

Los últimos ataques de relevancia se registran en el año 2018, cuando el Gobierno tuvo que declarar el estado de emergencia después de se produjeran enfrentamientos entre musulmanes y cingaleses budistas con dos muertos y decenas de detenidos.

“Los ejecutores del ataque que apuntó a ciudadanos de los estados de la coalición y a cristianos en Sri Lanka eran combatientes del Estado Islámico”, declaró el grupo ISIS en un comunicado, adjudicándose el atentado. Inicialmente el gobierno había atribuido los ataques a un grupo islamista local llamado Thowheeth Jamath, pero fuentes de inteligencia norteamericana señalan que este tiene que haber recibido asesoría profesional, por lo que es muy probable que ISIS esté detrás de los bombazos, según indica The Wall Street Journal.

Cristianos atacados en Semana Santa

Esta no es la primera vez que los cristianos son atacados en Semana Santa en un país donde son minoría.

El 9 de abril de 2017, en Domingo de Ramos, 30 personas fueron asesinadas y al menos 70 quedaron heridas en un ataque suicida a la iglesia copta de Tanta (Egipto). Otro terrorista suicida atentó contra la iglesia de San Marcos en el distrito de Manshyia en Alejandría, dejando 16 muertos y 66 heridos.

El 27 de marzo de 2016, en Domingo de Pascua, al menos 75 personas fueron asesinadas y otras 340 quedaron heridas en el atentado suicida contra el parque Gulshan-e-Iqbal, en Lahore (Pakistán), donde los católicos celebraban la Resurrección de Cristo. También murieron varios musulmanes que se encontraban en el lugar.

El 2 de abril de 2015, en Jueves Santo, terroristas musulmanes ingresaron a la Universidad de Garissa, en Kenia, y asesinaron a 148 estudiantes cristianos, dejando también más de 70 heridos.

Reacción del Papa

Después de rezar a la Madre de Dios, el Papa Francisco expresó su cercanía espiritual y paternal al pueblo de Sri Lanka tras los atentados terroristas y condenó estos actos terroristas como “actos inhumanos, jamás justificables”.

"Rezo por las muchas víctimas y heridos, y pido a todos que no duden en ofrecer toda la ayuda necesaria a esta querida nación. También espero que todos condenen estos actos terroristas, actos inhumanos, jamás justificables.  Quisiera expresar nuevamente mi cercanía espiritual y paternal al pueblo de Sri Lanka. Estoy muy cerca de mi querido hermano, el Cardenal Malcolm Ranjith Patabendige Don, y a toda la Iglesia Arquidiocesana de Colombo. Rezo por las muchas víctimas y heridos, y pido a todos que no duden en ofrecer toda la ayuda necesaria a esta querida nación. También espero que todos condenen estos actos terroristas, actos inhumanos, jamás justificables. Oremos a la Virgen".

En Sri Lanka la población cristiana representa el 7%, mientras que los budistas son cerca del 70%, los hinduistas son el 15 % y los musulmanes el 11 %.


Fuentes: Vatican News y ACI Prensa.


 Artículo relacionado: La mirada de tres Papas sobre Notre Dame de París

Revista HUMANITAS

Edificio Mide UC, oficina 316, Campus San Joaquín.
Avenida Vicuña Mackenna 4860, Macul, Santiago.