Con gran alegría nos encontramos reunidos para distinguir a un profesor, a un amigo, a un colaborador, a un ex decano de esta Universidad: el destacado profesor e intelectual Pedro Morandé Court, a quien el Honorable Consejo Superior ha resuelto conferir el grado académico honorífico de “Doctor Scientiae et Honoris Causa” en reconocimiento a su sobresaliente carrera académica y de investigación, por la gran resonancia de su obra en medios académicos y eclesiales, y por su análisis social en una antropología cristiana de la persona.

El profesor Morandé ha sido reconocido como el intelectual de mayor renombre nacional e internacional que ha tenido nuestra Universidad en las últimas décadas. Sociólogo formado en esta Universidad y doctor en sociología por la Universidad de Erlangen-Nürnberg, el profesor Pedro Morandé construyó una obra sobresaliente por la profundidad y altura intelectual de su contenido.

Como profesor se desempeñó principalmente en el Instituto de Sociología, si bien hizo clases de antropología filosófica en la Facultad de Filosofía, de ética social en la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas y de sociología en la Facultad de Teología. Fue siempre considerado un profesor de alto vuelo, de exposición exigente y profunda. Siendo muy joven, a los 33 años, asumió la categoría de Profesor Titular.

c36 morande01

El rector de la UC, Ignacio Sánchez Díaz

Su obra escrita estuvo marcada por el libro publicado el año 1984, Cultura y Modernización en América Latina, el que fuera luego reeditado en 1987 por la importante editorial Encuentro en España. Este fue un texto emblemático de la sociología de la cultura latinoamericana de los años ochenta. En él se interrogó acerca de la especificidad cultural latinoamericana y explicitó la importancia sociológica del sustrato cultural católico en la formación de nuestro continente. Muchos de los estudios posteriores sobre cultura latinoamericana encontraron inspiración en este libro.

Tuvo una amplia repercusión en disciplinas como la antropología, la arquitectura, los estudios literarios y también la teología. El influjo del trabajo realizado por el profesor Pedro Morandé ha sido de tal magnitud que este libro sigue siendo hoy una fuente de inspiración para las nuevas generaciones de académicos. Se han escrito, incluso, varias tesis doctorales sobre el mismo.

A raíz de la publicación de este libro, se produjo también una activa colaboración en temas de religiosidad latinoamericana al interior del Consejo Episcopal Latinoamericano. El profesor Morandé realizó importantes aportes al CELAM, el último de ellos en calidad de experto en la Conferencia de Aparecida, el año 2007, donde tuvo la oportunidad de conocer muy cercanamente al cardenal Bergoglio, el Papa Francisco. El mismo en su visita a nuestra Universidad el año pasado, al entregarle el libro de Pedro Morandé Textos escogidos de antropología cristiana, nos preguntó “¿cómo está él? Mándenle saludos, lo recuerdo como un extraordinario profesor”.

Durante la década del noventa, sus escritos trataron temas como la ética social y la actualidad de la Doctrina Social de la Iglesia, iluminada por una antropología de la persona. En su libro, Familia y Sociedad. Reflexiones Sociológicas, hace una reflexión sobre la importancia de la familia como morada primordial de la persona y de la cultura humana. En su obra recoge una amplia variedad de problemas como la formación del ethos barroco en la cultura latinoamericana, el impacto de la globalización en las identidades culturales, las transformaciones de la cultura del trabajo y de la familia, los dilemas de la cultura de la postmodernidad o la misión de la universidad en la sociedad tecnológica contemporánea. Muchos de sus artículos versan sobre problemas de ética social como los desafíos morales del progreso técnico, la posibilidad de una ecología humana, la comprensión del nihilismo en la cultura contemporánea o los dilemas sociales de la bioética. Entre sus artículos también se encuentran comentarios muy apreciados sobre el Magisterio Social de la Iglesia y problemas asociados con la evangelización de la cultura moderna.

El conjunto de sus mejores publicaciones ha sido recogido recientemente en tres libros editados por Ediciones UC que llevan por título: Pedro Morandé. Textos sociológicos escogidos (2017); Pedro Morandé. Textos escogidos de antropología cristiana (2017) y Pedro Morandé. Escritos sobre la Universidad (2018). Estos tres volúmenes resumen lo esencial de sus preocupaciones intelectuales entre las que destacan el esfuerzo por realzar el papel de la cultura en la formación histórica de las sociedades humanas, en particular de la sociedad latinoamericana, así como de la necesidad de fundar el análisis social en una antropología de la persona. Todo ello atravesado por una honda y permanente meditación acerca de la misión de la universidad en la formación de la cultura.

En el transcurso de su actividad, el profesor Morandé fue ampliamente reconocido. Por parte de nuestra Universidad recibió el Premio Carlos Casanueva, un reconocimiento a su trayectoria académica destacada; luego recibiría además el grado de profesor Emérito de la Facultad de Ciencias Sociales. Desde el mundo académico, sus méritos fueron también apreciados. El año 1998 fue invitado a integrarse a la Academia de Ciencias Sociales, Políticas y Morales del Instituto de Chile. Anteriormente, en 1994, había sido nombrado miembro de la Academia Pontificia de Ciencias Sociales. Fue invitado también a formar parte del cuerpo de consultores del Pontificio Consejo para la Familia y del Pontificio Consejo para la Cultura. La influencia intelectual del profesor Morandé se ejerció asimismo a través de la revista Humanitas, una revista de antropología y cultura cristiana que ha completado más de veinte años de edición, y de la cual él fuera uno de sus miembros fundadores.

Su contribución a nuestra Universidad se dio también en el desempeño de las más altas responsabilidades universitarias que pueda tener un académico. Durante el segundo período del rectorado de don Juan de Dios Vial Correa –entre 1990 y 1995– fue Prorrector; y durante dieciocho años ininterrumpidos se desempeñó como Decano de la Facultad de Ciencias Sociales. Antes había sido Director del Instituto de Sociología.

Me he detenido en Pedro Morandé académico, pero también hay un Pedro Morandé persona que cada uno de nosotros está pasando por su recuerdo y también por su corazón. Quisiera reconocer y agradecer en este momento a la señora Vivianne, por su cariño y su aporte a la Universidad durante tantos años de trabajo en el Instituto de Sociología. Un saludo muy especial también a Margarita y a Vivianne.

Su sentido del humor y su ironía son algo que merece otro libro que aún no hemos escrito. Cuando asumí la rectoría tuvimos buenas y largas reuniones donde me pudo dar ciertos consejos, ayudas y apoyo. A través de algunos comentarios que pueden ser más o menos ácidos, él ha sabido poner el valor académico y el ethos de la universidad en el centro de las reflexiones. Es una persona muy cercana, muy sencilla, un ejemplo de universitario, un ejemplo también de amigo. Cuando buscamos en él una palabra de análisis nunca hemos tenido la sensación de que esté apurado, sino que entrega todo el tiempo del mundo para entender las inquietudes que podríamos manifestar.

También es una persona muy alegre, viéndolo caminar en San Joaquín bajo el edificio de la Facultad de Ciencias Sociales lo hemos visto disfrutar la vida universitaria y disfrutar el hecho de ser profesor, cosa que era su principal alegría y su principal desarrollo. He tenido la oportunidad de recibir decenas de comentarios de sus alumnos, de personas que hoy se han desarrollado profesionalmente y que pueden tener miradas muy diversas, pero todos lo reconocen como uno de los profesores más marcadores de su trayectoria personal y académica. Junto con escribir todos sus aportes en libros, hay que volver a insistir en el cariño y la dedicación que el profesor le puso al curso de primer año de sociología y a la entrega profesional y humana que tuvo en esa clase. Eso es un ejemplo para todos nosotros, para esas generaciones y para las futuras.

Esta vasta y destacada trayectoria de servicio universitario – 45 años en el seno de la Universidad Católica– ha coronado una vida dedicada a la enseñanza, a la investigación y a la reflexión intelectual, marcada por una inteligencia y profundidad incomparables. Como Universidad nos sentimos privilegiados de contar en nuestra comunidad con una persona de la estatura académica del profesor Pedro Morandé.

Solo nos resta agradecer a Dios, a la familia y a Pedro, y reconocer el tremendo aporte que su quehacer ha significado para nuestra Universidad y para el país, por su mirada reflexiva y con un profundo e intrínseco valor cristiano.

Muchas gracias Pedro y felicitaciones por el reconocimiento que la Universidad hoy día te entrega.


Volver al índice

Últimas Publicaciones

Esta madrugada ha fallecido el padre Gabriel Guarda a los 92 años, monje benedictino, historiador y consejero de Humanitas desde sus inicios.
Algunos elementos centrales de la nueva encíclica del Santo Padre Francisco, sobre la fraternidad y la amistad social.
El Arzobispo de Concepción, Fernando Chomali Garib, entrega un mensaje dirigido a los católicos de la arquidiócesis para acompañarlos en la reflexión que están haciendo sobre qué decisión a tomar frente al próximo plebiscito nacional.
Revistas
Cuadernos
Reseñas
Suscripción
Palabra del Papa
Diario Financiero